Estas son las maneras de contribuir a cuidar al planeta con tu menstruación

Se calcula que, en 40 años, se podrían producir 260 toneladas de residuos de higiene íntima femenina por persona

Tampones o compresas. En ambos existe casos una seleccionada variedad de tamaños —regular, plus o súper plus— que dependerá de la cantidad de sangre que tengas durante el periodo de menstruación. Al menos eso nos explican desde que somos pequeñas. Así, mientras vamos creciendo comenzamos a generar una enorme cantidad de residuos durante, al menos, cinco días al mes. Y ninguna, quizás, se plantea hasta qué punto esto puede continuar así. Un maltrato —directo o indirecto— al planeta en el que habitamos. Por suerte, el paso del tiempo va trayendo cambios que se van implantando poco a poco en la sociedad y que hacen que temas como la menstruación no solo tengan más visibilidad sino que, además, empiece a poder vivirse de forma más ecológica y saludable para nuestro organismo. Para acoplarnos al cambio traemos una selección de elementos que nos ayudarán a llevar esta teoría a la práctica en nuestro día a día.

Naturcup

Naturcup

En medio de las compresas y los tampones que llevamos utilizando desde que nos enseñaron a hacerlo cuando empezamos este recorrido de lo que significa ser mujer, apareció la copa menstrual. Este elemento no absorbe la sangre, sino que la acumula en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha la menstruación. Aunque habían existido desde bastante tiempo empezaron a ser más conocidas hace algunos años ya que los materiales que las conforman son, por ejemplo, la silicona, el látex o el plástico quirúrgico. Es una de las maneras más ecológicas de tener la regla porque una vez adquirida la copa no es necesario utilizar compresas o tampones y, por tanto, no se generan más residuos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#menstrual #menstrualcup #period #periode #mooncup #menstruation #despair

Una publicación compartida de dee (@delight_struggle) el

Aun así, en muchas ocasiones la silicona puede estar realizada con otros aditivos que hacen que su coste se reduzca, pero también su calidad. Es por ello que Naturcup ha creado una copa menstrual completamente libre de aditivos. Utilizan una de las  siliconas más puras que existen en el mercado: “100% hipoalergénica y sin colorantes, no solo para evitar la poca calidad sino también para que no exista ningún caso de hipersensibilidad o de intolerancia en las clientas que lo adquieran”. Esta copa no contribuye a la tala de árboles y hará que se reduzcan las 45 mil millones de compresas y tampones que se generan como residuo en todo el mundo en tan solo un año. Por el tiempo que dura el uso de Naturcup (unos diez años) se ahorrarán aproximadamente 3.500 compresas y tampones.

Cyclo Menstruación Sostenible

Cyclo Menstruacion Sostenible

En el año 2016 fue cuando Cyclo Menstruación Sostenible comenzó su andadura. Su creadora, Paloma Alma lo fundó porque no podía encontrar productos de higiene femenina que fueran ecológicos, libres de químicos, socialmente responsables y hechos en España. Por lo general, la menstruación se ha vivido —y, por desgracia, aún se vive— con ciertos tabúes, prejuicios y miedos. Tener la menstruación es normal y debe tomarse como algo bueno y positivo. Este también era uno de los objetivos de la fundadora de Cyclo, que muchas otras mujeres y niñas como ella tuvieran la oportunidad de tener acceso a una educación menstrual y no vivirla escondidas. En la página web de Cyclo pueden encontrarse decenas de productos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

Cyclo Menstruación Sostenible

Destacan las compresas de tela reutilizables, fabricadas con algodón 100% ecológico y sin tinte en la parte de compresa que va hacia la piel: “Además, tienen una capa de PUL que no entra en contacto con la piel y que permite que sean resistentes al agua sin comprometer su transpirabilidad”, explican en la web. Se trata de un producto 100% hipoalergénico y que pueden ser la solución definitiva para las mujeres con alta sensibilidad a productos sintéticos, con infecciones o reacciones alérgicas recurrentes, así como para aquellas que quieran vivir su menstruación de forma saludable y respetuosa con el medio ambiente. Además, junto a la gama de compresas reutilizables, hay por ejemplo, infusiones que ayudan a calmar el dolor menstrual: desinflama, calma, ayuda a fluir y a sentirse mejor.

Natracare

Lindsay Fowke

En una línea parecida a Cyclo, Natracare ofrece compresas que, a pesar de no ser reutilizables, son de algodón ecológico, 100% naturales y, además, son biodegradables. Esta marca fue una de las pioneras en ser una alternativa en cuanto a productos de higiene femenina fabricados convencionalmente. Dentro de su abanico de opciones ofrece, también, tampones de algodón orgánico y compresas totalmente libres de cloro. La fundadora de Natracare, Susie Hewson, lo inició como medida a la preocupante contaminación del medioambiente: “Somos una empresa ética galardonada y comprometida en ofrecer soluciones naturales y orgánicas para el cuidado de la salud personal”.

Natracare

Las compresas convencionales cuentan con un 90% de plástico en su composición, Natracare usa materiales que sirven incluso para hacer compost: bioplásticos procedentes de almidones vegetales y pulpa de celulosa. Estos productos no solo respetan el medioambiente sino que, además, como los anteriores, son agradables y saludables para el cuerpo y la piel.

Cocoro

Cocoro

Más allá de las compresas, los tampones y las copas también existen líneas de ropa interior creadas para el flujo vaginal y la menstruación. Así son las bragas Cocoro: de tela, finas, lavables y reutilizables, como cualquier otra braga salvo por el detalle de que pueden absorber la sangre. Están pensadas para que se pueda usar tanto de forma solitaria como combinadas con cualquier otro elemento de higiene íntima y en cualquier momento del día y época del año. Estas prendas combinan tres tejidos: algodón (la parte que está en contacto con la zona genital), un tejido técnico patentado (absorbente, hidrófugo, anti bacteriano y transpirable) y otros tejidos agradables que están diseñados para el acabado exterior.

Thinx

Cocoro, una marca española, no es la única que existe, también hay otra empresa llamada Thinx que tiene su base en Nueva York (EE.UU.) y que tiene como objetivo empoderar a todos los cuerpos a través de soluciones innovadoras y cambios sociales mediante la creación de espacios seguros para la educación y, también, de elementos de higiene íntima para la mujer que permitan hacer el planeta más sostenible y que el cuerpo esté más saludable. Cuentan con bragas de corte estándar, culottes, tangas, bragas altas, con corte brasileño e incluso deportivas. Una variedad tan amplia para que cualquier perfil encaje: que la menstruación no sea una excusa para cuidar del planeta.