Este fotógrafo ha cambiado los roles en anuncios machistas de los años 50

En determinadas ocasiones, la manera más inteligente de acercarse a una injusticia social, a un pensamiento retrógrado e inaceptable como el machismo, es el humor. Porque el humor ridiculiza y pone en evidencia lo descabellado de una forma cristalina. Y esto es lo que ha querido llevar a cabo el fotógrafo y editor de vídeos libanés Eli Rezkallah en la serie de imágenes En un universo paralelo, donde toma anuncios vintage machistas de los años 50 y los subvierte poniendo al hombre en el rol de la mujer y a la mujer en el rol del hombre.

Los anuncios originales, cargados de sexismo, nos devuelven esa imagen de mujer sumisa y conformista que permanece día tras día en el hogar cuidando del marido y de los hijos con una sonrisa entre oreja y oreja. "Muéstrale que es un mundo de hombres" o "Todo el mundo sabe que el lugar de una mujer es la casa, cocinándole al hombre una deliciosa comida" son algunos de los disparates que pueden leerse a lo largo de ellos, mientras las imágenes hacen apología del paternalismo varonil, la humillación e, incluso, la violencia física.

"El último día de Acción de Gracias escuché por casualidad a mis tíos hablar sobre cómo las mujeres estaban mejor cocinando, cuidando de la cocina y cumpliendo sus deberes femeninos. Aunque sé que no todos los hombres son como mis tíos ni piensan de esa manera, me sorprendí al saber que algunos todavía lo hacen, así que seguí imaginando un universo paralelo donde los roles se invierten y los hombres prueban de su propio veneno sexista", escribe el fotógrafo de Beirut en su página web.

Estas son las recreaciones de Rezkallah de aquellos carteles publicitarios:

anuncio-1-codigo-nuevo

anuncio-2-codigo-nuevo

anuncio-3-codigo-nuevo

anuncio-5-codigo-nuevo

anuncio-6-codigo-nuevo

anuncio-7-codigo-nuevo

anuncio-8-codigo-nuevo

anuncio-9-codigo-nuevo

anuncio-10-codigo-nuevo