Para ti, valiente: las 13 posturas más desafiantes del Kamasutra

Ir de valientes por la vida viviendo al límite está bien pero, a ver, cuidado en los berenjenales en los que nos metemos a veces. No tenemos que ser siempre los más arriesgados, hay una vida paralela donde el sexo puede disfrutarse desde la tranquilidad absoluta de saber que no necesitamos formar parte del equipo de acrobacias del Circo del Sol. Aquí venimos a jugar. Al sexo se viene a disfrutar. En el momento en el que todo nos resulta complicado, mejor darse la vuelta y a dormir. O elegir el misionero de toda la vida, que al menos la postura da para besitos. Por si alguna vez te bloqueas, aquí tienes las 13 posturas del Kamasutra más complicadas que deberás evitar si no quieres empezar a contar agujetas. Apunta en un papel, que empezamos.

1. Los equilibristas

Y tanto que equilibras, sí. Él, súper cómodo, ahí tumbadito, muy chulo. Pero para ella ese encogimiento de piernas no puede traer nada bueno.


2. El puente de Madera

Solo para hombres fuertes y muy ágiles. Si flaqueas un poco en este aspecto, por favor, no lo intentes. No te hagas daño de esa forma tan gratuita, no tiene que pasar por debajo vuestro ningún barquito de papel. Mejor besáos y hasta donde podáis.


3. No te vayas

Pero cómo os vais a ir, alma de cántaro. Si con esta postura queda retenido hasta el peor de los malos. Una llave de sumisión que ya le gustaría a la UFC.


4. Pierna en alto

Aquí se desmayaron con la creatividad en el nombre. Como bien indica, pierna en alto. Pero tan en alto que como no estés en plena forma física, el crack que se va a escuchar cuando lo intentes va a romper con toda la armonía del momento. Pero bueno, ¿y las risas?


5. El Arco del Triunfo

Eso de que la chica tenga las piernas tan dobladas no me motiva nada. Además, tiene toda la pinta que cinco minutos más así y acabas con el cuerpo dormido. Todo dormido.


6.  El Desafío

¿Pero qué desafío ni qué desafío? ¿Por qué hasta en la cama tiene que haberlos? ¿Es que no es posible disfrutar del sexo sin duelos o qué? Que nosotras tengamos que subirnos a un taburete y mantener el equilibrio, ¿pero esto dónde se ha visto?


7.  La Silla

En relación a la anterior: ah, claro. A él sentado, ¿no? Nosotras de pie en un taburetito y ellos sentados.


8.  El Carro

La descripción de esta postura dice así: "La mujer se agacha frente al hombre y se coloca en la postura de La Carretilla. Como ayuda, se puede colocar un almohadón bajo su frente". Oh, vaya, gracias por el detalle. Un almohadón en la frente. ¡Es para emocionarse! Esta es complicadísima. Me niego a incluirla en mi repertorio sexual y por salud, tú tampoco deberías.


9. La Carretilla

¿No os da la sensación de como si ella estuviera haciendo ballet? Hay que reconocer que esta estéticamente es bonita, la verdad. Mira, tengo los pelos de punta. Podríamos aceptar barco, pero cuidado en que quede igual de bonita y no se estropee el momento. Baila, pequeña saltamontes, baila.


10. La Y

A mí me da la sensación de que con esta postura ella perfectamente podría dormirse. ¿No la veis ahí abajo súper a gustito? Y él, no sé, me recuerda a la escena del Rey León en el acantilado. Le falta Simba.


11. El Par de Pinzas

¡Para parejas llenas de energía! Ellas tienen que tener fuerza en los brazos y ellos fuerza en todo el cuerpo para poder mantenernos porque si no el desastre será digno de contar a los nietos. ¿La habéis probado? Por favor, que alguien se manifieste y se llevará nuestro respeto eterno.


12. La Sirena Voladora

Ay, mira, no,  mejor déjalo.


13. El Pino

Yo con esta no sé si disfrutaréis o no, pero que ella va a trabajar los abdominales eso dalo por hecho. ¿Pasapalabra?


Y ahora que ya hemos disfrutado de este maravilloso recorrido, cuéntanos. ¿Te han deleitado alguna vez con alguna de estas preciosidades? ¿Cómo fue? ¿Sigues vivo? ¡Enhorabuena!