'La Unidad', la serie de la policía antiterrorista española

La serie explica cómo funciona la policía que se dedica a evitar atentados en España

Aunque Antidisturbios haya marcado un antes y un después en las series de acción españolas —y le añada al fin un punto de vista crítico sobre el papel de la policía y sus valores éticos—, 'La Unidad' es una ficción algo menos dura con el cuerpo policial pero muy entretenida, adictiva y que sirve para entender, a grandes trazos, cómo funciona un cuerpo de élite que se dedica a evitar atentados yihadistas. 

Llega a la segunda temporada en Movistar Plus con el mismo ritmo trepidante que le precedió en la primera, con finales de episodio que te mantienen enganchadísimo y unas dosis de acción muy elevadas. ¿Cómo trabaja un infiltrado de la policía o un informante que se acerca a los terroristas? ¿Cómo convencer a la mujer de un yihadista para que te pase información? 

Una serie para ver del tirón

Aunque sea una serie claramente de buenos (los policías) y malos (los yihadistas) y en verdad acentúe un poco esa forma de ver el mundo desde el lado occidental como un nosotros ante ellos muy distanciado, la verdad es que deja pinceladas críticas muy interesantes. 

Por ejemplo, la serie reconoce actitudes frías, despóticas y machistas de algunos agentes, así como se deja entrever que pueden utilizar a un testigo o a un infiltrado poniéndolo en riesgo sin que les importe demasiado mucho más allá de sus propios objetivos. Pero siempre empatizas más con los policías porque están mucho más retratados como protagonistas. También intenta explicar cómo se construye un yihadista desde el punto de vista del origen de su rabia y de su venganza, aunque no hasta el extremo de justificarlo, por supuesto, y tampoco profundizando muchísimo sobre la situación que viven estos personajes. 

La acción está servida

La serie muestra el trabajo que hay detrás de las difíciles investigaciones y seguramente lo haga con una muy buena documentación, aunque la dimensión y la frecuencia de los atentados en España están bastante magnificados (menos mal que en eso estamos bien ahora mismo). Y no es ni mucho menos de las visiones más simplistas que se pueden ver en la ficción de acción. 

Dirigida por Dani de la Torre, a la serie tal vez le falte algún actor o actriz carismático de esos que te dan ganas de seguir viendo episodio tras episodio, con la excepción claro de un Luis Zahera, que últimamente parece estar en todas las películas españolas. Eso sí, el reparto es bueno y creíble. Muy recomendable si te gustan las series de acción un poco trabajadas o si tienes mono de 'Antidisturbios' y quieres algo un poquito parecido. También podríamos considerarla la versión española de 'Califat', la serie sueca sobre el Estado Islámico.