Las técnicas avanzadas que elevarán tu placer sexual al infinito

Parece que constantemente estamos explorando la sexualidad y que ya la hemos superado, que ya no queda nada por aprender y que tenemos el control. Sin embargo, el libro “Clímax Club” de Jüne Plã nos deja claro que nos queda mucho camino de placer sexual por descubrir y disfrutar

Si eres mujer y te encanta el sexo puede que piensen muchísimas cosas de ti. En general, y como principal respuesta, estos pensamientos pueden ir encaminados hacia la concepción de la mujer como una fulana, una mujer que es un caos, una mujer fácil o una mujer que, seguramente, ha tenido alguna enfermedad de transmisión sexual. Obviamente quien sigue pensando de esta manera no podrá seguir encajando en este mundo que buscamos. Uno que, cada día, evolucione un poco más en materias de este tipo, en las cuales se considere que una mujer a la que le gusta mucho el sexo es una mujer a la que le gusta mucho el sexo y nada más. Este es también el pensamiento que tiene Jüne Plã y que deja muy claro al principio de su libro Clímax Club, una cartografía del placer (Oberon, 2020).

El libro es toda una invitación a desinhibirse, de hablar abiertamente, de no tener reparos en explicar qué nos gusta en la cama y qué no nos gusta, de no tener obstáculos en decir cómo nos gusta y cómo no nos gusta. La autora genera un inmenso recorrido, una guía para que podamos sumergirnos en el sexo y el placer de múltiples maneras: “Aunque consideres que ya tienes un montón de experiencia, espero hacerte descubrir nuevos métodos para dar placer a las personas que deseen acostarse contigo. Me he pasado chingando día y noche para encontrar las mejores técnicas de cómo hacer dedos, mejorar el chupeteo, y un montón de cosas más…”, explica Plã al principio del libro.

¿Folleteo rico?

Se trata de un libro que está hecho para absolutamente todas las personas, excepto para aquellas a las que no les guste el sexo. “El sexo no debería ser una fuente de estrés (…) El sexo no es sino amor, ya sea con una relación esporádica o más duradera. No es sino compartir, así como una fuente de bienestar. El sexo es la vida, y es casi todo el tiempo gratuito”, explica la autora. El libro es un completo viaje de zonas de placer que tiene el cuerpo (de todos los tipos de cuerpo que existan). Las zonas del cuerpo van unidas a un inventario de movimientos que puedes hacer que ese cuerpo vibre, goce, sienta placer o alcance el éxtasis en un fabuloso orgasmo.

Son tantos los movimientos y las combinaciones de ellos que, cómo no, han dado para hacer este libro que es todo un aprendizaje. Ahora bien, no todos los ejemplos que se ponen en sus páginas funcionarán bien para todos los cuerpos. Por suerte seguimos siendo personas diferentes y no está de más que sepamos —y recordemos—que a través de la comunicación podremos explicar qué nos gusta y de qué manera. Es importante escuchar, hablar y cuestionarse porque no, no somos perfectxs ni en la cama ni en ningún otro ámbito.

Uno de los objetivos de este libro fue cuestionar si estábamos viviendo realmente nuestra sexualidad, al menos así lo explica la autora: “siempre había tenido la impresión de que pasaba rozando por mi sexualidad. Que me faltaba algo para estar completamente satisfecha. Por mucho que me sintiera cómoda con el sexo no paraba de reproducir incansablemente los mismos errores”. Y es que verdad: preliminares, coito, eyaculación, preliminares, coito, eyaculación… Siempre lo mismo y eso que el sexo tiene miles de vías por las cuales explorar y sentir.

El sexo y sus pilares

Es verdad que parece que el sexo no tiene reglas y no tiene límites. Esto puede sonar como verdadero pero para que el sexo pueda disfrutarse, sea seguro, divertido, agradable y, cómo no, placentero, hace falta que haya unas bases que no se ven a simple vista pero es importante que existan.

Consentimiento

No vamos a cansarnos de repetir que esto debe existir. Solamente sí es sí. Si la palabra ‘no’ no aparece pero sí hay un gesto incómodo y de desagrado, es que no quiere. La autora también lo deja bien claro. El consentimiento es muy importante, también, dentro de las relaciones que ya están instauradas. El hecho de ser pareja desde hace 10 años no quiere decir que exista un consentimiento implícito. Puede no apetecerte tener sexo.

Comunicación

No solo es la base del buen sexo, es la base de la vida. A veces no sabemos cómo decir qué nos gusta o qué no. No ignoremos el esfuerzo de la otra persona por darnos placer, con una frase del tipo “me gustaría más así” o cogiendo su mano o guiándolx poco a poco y con tranquilidad, se puede formar un buen diálogo en el que quizás no hagan falta las palabras. La comunicación también puede ser así.

Creatividad

A veces tenemos polvos rápidos y excitantes pero también molan mucho cuando son currados y duraderos. Tener creatividad en la cama es esencial para que el deseo perdure. Propón nuevas posturas o nuevos juegos, dale paso a tus fantasías.

Respeto

Si quieres que te respeten y te traten bien, es esencial que tú también lo hagas. Si la sexualidad y la intimidad entran en juego, el respeto es imprescindible. Este punto es evidente pero nunca está de más recordarlo.

Además no debemos olvidar, como explica la autora, las caricias, la entrega y la escucha y la observación. El sexo es una construcción que también tiene estos ingredientes. Si los tienes en cuenta es que estás yendo por el buen camino. Enhorabuena. Ahora es cuando viene el último punto, que last but not least.

Hola, coñito bonito

Para poder empezar a navegar por todos los movimientos placenteros que tiene le libro, gozar y disfrutar no solo recibiéndolos sino también dándolos es necesario saludar a tus genitales y saludar a tu sexo. Y dirás ¿qué significa esto? Pues explorarlo, conocerlo, llamarlo por su nombre, ver qué tal está, cuidarlo y también seguir investigando: dudando y poniendo en cuestión lo que te hayan explicado.

Para este recorrido el libro Clímax Club es fabuloso porque también hace hincapié en la anatomía, en dónde están cada una de las partes de los genitales de frente, de perfil, por fuera y por dentro. Todos los entresijos delante de tu rostro para que también puedas conocerlos y saber cómo explorar tu sexualidad. Lo dicho: se trata de un libro para aprender a tope cómo tocar, cómo comer, dónde tocar, dónde comer y que zonas del cuerpo puedes usar. Puede ser el inicio de cualquier juego erótico o una enciclopedia para que guardes tocamientos diferentes y sorprendas a tu compañerx de cama.