Las siete mejores series de 2021 (de momento)

Ha llegado el momento de decirte una gran verdad: si aún no las has visto, ya estás tardando

Cada mes nos encanta anunciar los estrenos de series o películas de nuestras plataformas favoritas. Es súper importante asegurarnos de que nadie se pierde ninguna obra que valga la pena. Sin embargo, una cosa es anunciar lo mejor de cada mes y otra muy distinta es recopilar lo mejor del año. Y la verdad es que 2021 nos ha regalado muchas historias que nos dan alas para soñar, abrir ventanas a nuevos mundos y seguir aprendiendo de universos lejanos. Vamos a ver siete ficciones que, si aún no las has visto, ya estás tardando porque se encuentran entre lo mejorcito del 2021, de momento, claro.

1. Lupin (8 de enero, Netflix)

Esta es la historia de un espabilado ladrón, llamado Assane Diop (Omar Sy), que persigue dos metas: descubrir qué verdades esconde la muerte de su padre y hacerse con un precioso collar que fue de María Antonieta y ahora descansa en el Museo del Louvre. La intensidad, la emoción y las sorpresas son la constante de esta serie que, de algún modo, nos enseña que la línea que separa ‘al bien’ y ‘al mal’ es demasiado delgada.

2. Genera+ion (11 de marzo, HBO)

Está claro que la Generación Z tiene mucho que contar, y eso es algo que se palpa en cada escena de Genera+ion. Un bello retrato sobre qué significa hoy ser adolescente, cómo es descubrir la propia sexualidad, convivir con conflictos no elegidos de los padres o, sobre todo, dar respuesta a esas grandes preguntas que nos han perseguido a todxs en algún momento: ¿quiénes somos y hacia dónde vamos? Aunque eso sí, por duros que parezcan los temas tratados en la serie, sus dosis de comedia no nos hace ver drama donde realmente podría haber mucho drama.

3. La Serpiente (2 de abril, Netflix)

Aquí nos encontramos ante una serie basada en una historia real. Se trata de la de Charles Sobhraj (Tahar Rahim) y de su pareja Marie-Andrée Leclerc (Jenna Coleman), que en la década de los setenta invirtieron su tiempo en secuestrar y asesinar turistas para luego robarles la identidad en Tailandia, Nepal y la India. La verdad es que la cosa pinta fuerte, y aún más si tenemos en cuenta que en esta obra se indaga acerca de cómo Sobhraj acabó entre rejas.

4. Mare of Eastown (19 de abril, HBO)

En un pueblo pequeño en el que aparentemente nunca pasa nada, el asesinato de una joven deja a su población conmocionada. Mare (Kate Winslet), que es una detective súper dura, dará lo mejor de ella para descubrir quién hay detrás del crimen, aunque, en realidad, Mare ya tiene su propia lucha a nivel personal. Una que va de superar el suicidio de su hijo mayor, el divorcio con su exmarido y los lastres emocionales que se pueden dar en cualquier familia con problemas.

5. El Inocente (30 de abril, Netflix)

En este caso vemos a un joven llamado Mateo (Mario Casas), que se ve envuelto en un lío muy grande en el que nadie querría encontrarse y que va desde acusaciones de asesinato hasta pasados bien oscuros que mejor no descubrir. Mateo no solo lo da todo para salir vivo de este conflicto, también hace que los espectadores nos pongamos en la piel de alguien con muy mala suerte. ¿Qué harías tú en el lugar de Mateo?

6. Halston ( 14 de mayo, Netflix)

¿Sabes lo que es morir de éxito? Pues eso es lo que ocurrió al primer diseñador de moda estadounidense de todos los tiempos: Roy Halston Frowick, interpretado por Ewan McGregor en esta obra. Llegó a vestir a grandes estrellas como Elizabeth Taylor o Liza Minelli y construyó un envidiable imperio. Pero pagó un precio muy alto: perder el control de su vida.

7. Loki (9 de junio, Disney+)

Para cerrar dejamos una serie del universo Marvel que está dando mucho que hablar este verano: Loki. Se trata de una ficción inspirada en la mitología nórdica y en la cual Loki, que es encarnado por el actor Tom Hiddleston, es el Dios de las mentiras. Vive una serie de aventuras cómicas, enfrentamientos con la verdad y explosivas escenas de acción capaces de hacer que dejemos de mirar al mundo de los Dioses con los mismos ojos de siempre.