'Sexy', 'Tremendo Culón' y otros hits de Bad Gyal para perrear en verano

Con seis años de carrera, la catalana es una de las indiscutibles de las pistas de baile y el parkineo, ideal para los perreos veraniegos

Hace ya más de seis años que Bad Gyal hizo su primer pinito viral en Youtube y en catalán, Pai, una versión de Work de Rihanna en la que cantaba que iba corta de pasta y que la necesitaba para pasárselo bien. Dancehall, perreo y un vocabulario propio, (ya entonces decía que era “el pussy que mana”) son desde aquel momento sus señas de identidad y va casi, casi a hit por mes.

El último lanzamiento es Sexy y como casi todos sus temazos es una combinación de perreo, dancehall y reivindicación explícita del deseo femenino. “Sabe ponerme loca / Reboto las nalgas al ritmo del bajo y ya quiere tocar”, canta entre otras cosas en lo que ya es su quinto single del año.

Aunque Bad Gyal solo lleva tres discos publicados, uno de 2016, otro de 2018 y el último, Warm Up, de 2021, casi cada canción que saca es candidata a romper la pista. La Prendo, “te la muevo suave y violento” y Tremendo Culón son las últimas que ha lanzado, aunque su éxito del año hasta la fecha es sin duda Flow 2000. Además de resumir en una canción la moda nostálgica de recuperar los años 2000, la canción cuenta con un remix que ya lleva 20 millones de escuchas en Spotify donde colabora con el rapero Beny Jr, amigo íntimo de Morad

Además de los singles de este año, algunos de sus hits se han convertido ya en clásicos de la noche y el parkineo. Alocao, su canción con Omar Montes, es su éxito más escuchado, con 118 millones de escuchas, y contiene algunos de los mejores versos de la poesía española de lo que va de siglo: Y yo quiero verte entera desnuda / El mejor pretendiente, no te quepa duda / Ella quiere sexo y yo tengo la cura / Mi bicho en su totito pierde cobertura. 

Fiebre, una de sus primeras canciones, del Slow Wine Mixtape de 2016, es un himno de esos que quedan para siempre con su inicio de piano y su ritmo progresivo que va acelerándose y desacelerándose en cuatro minutos. Aunque de todos los éxitos de Bad Gyal, seguramente Zorra sea el más relevante a nivel sociopolítico, una especie de venganza colectiva de las millones de jóvenes que han sufrido al cabrón mujeriego, falso e infiel que encima ha sido históricamente aplaudido por la sociedad como un campeón, ligón y gañán exitoso mientras a las mujeres se les llama zorras por hacer exactamente lo mismo o incluso mucho menos. 

Reescribiendo la historia con mirada de género, cada una de las 46 millones de escuchas de esta canción sirven para rebautizar a este tipejo: “Tú eres un mierda, no vales ná y eso todas lo saben”. Y también para reescribir lo que suele pasar después: “Cómo tú tienes tanta cara de pedirle que vuelva / Yo ya no estoy pa tus mierdas”. La canción, con todo, tiene la elegancia de no cerrarse con la paliza que unx espera como desenlace final.