Beny Jr y Morad se unen en un EP para cantarle al amor y a los enemigos

Morad y Beny jr, los chicos duros y amigos de infancia de L'Hospitalet, se unen en un EP de seis canciones 

Morad es uno de los fenómenos musicales del momento en España. Con su trap que cuenta historias del barrio sobre cómo ganarse la vida, sus críticas al racismo, a la policía y a los chivatos y sus odas a la lealtad y a la familia, ha conseguido llegar a los 7 millones de escuchas mensuales en Spotify. Lo que no todos saben es que su amigo Beny Jr fue quien le inició en la música. Ahora se han unido en un EP de seis canciones. 

Beny Jr es todavía más discreto que Morad con los medios y aparece en casi todos los vídeos con la cara tapada, pero su éxito no es muy lejano al de Morad: 4 millones de escuchas mensuales en Spotify después de publicar tres discos en 2021, uno de ellos producido por el productor de ‘El mal querer’ de la Rosalía, El Guincho, y otro por Steve Lean, que estuvo detrás del nacimiento del trap en España con la Pxxr Gvng. 

Estos chicos duros y amigos desde la infancia con canciones sobre los márgenes del sistema que da voz a jóvenes que en España no la han tenido ahora se han unido en un EP de seis canciones. Si queréis canciones de amor de Morad, aquí las tenéis. 

El disco empieza con ‘¿Cómo es?’, una de esas canciones con mensajes para los enemigos, “hace tiempo que dejamos las redes y todos los  vaciles / El Beny es mejor que tú, mejor que tú lo asimiles”. La cultura de beef y el pique de los chicos de L’Hospitalet, el combo la L, con los cantantes de la 970, grupo de drilleros que arrancaron el género en España, sigue alimentando las redes. 

Más melódico y con cierto aroma a reggaeton lento es ‘¿Qué dirá?’, una de las canciones en las que escuchamos más abiertamente a Morad cantar sobre amor, “y te sueño y apareces en mi cabeza / en el sueño coges y me besas…”. La alternancia entre códigos de barrio y amor prosigue con ‘La verdad’, “Morad nunca firmaría por un millón, Beny nunca firmaría por un millón”, reivindicando la independencia de los artistas, y ‘Vuelve’, de nuevo canción de amor sazonada con bases de músicas árabes, clara reivindicación de los orígenes de ambos. 

‘Lograr’, con una base más claramente de drill pero melodías suaves de voz, y ‘Sigue’, con la base más housera tirando a chill que suele funcionar muy bien a Morad y hace bailar pero sin desmadres. “El que la sigue siempre la consigue / envidioso que mucho cuesta / tú estás abajo en esta apuesta”, nuevo recado para esos enemigos que siempre aparecen entre los jóvenes raperos.

Y eso sí, free Sufián y free Mustafa, seguramente amigos en la cárcel, son frases que van apareciendo en el EP como en tantas otras canciones del Beny, que no es el mejor de ninguno de los dos pero se escucha de maravilla. Los tipos duros también se enamoran.