Estas series han perdido en los Emmy pero son igual de buenas que las ganadoras

¿Que Sharp Objects no ha ganado? ¿Ni Así nos ven, a pesar de tener 11 nominaciones? Hay tele más allá de Juego de Tronos y Fleabag y estas series lo demuestran

Anoche se celebró en Los Ángeles la 71ª edición de los premios Emmy, los premios más prestigiosos de la televisión estadounidense. Este año ha arrasado Fleabag merecidísimamente y Juego de Tronos con una victoria más que matizable viendo los esperpentos que se hicieron en su temporada final. Como siempre, todos nos pondremos a hablar de estas producciones que, juntamente a Ozark, Chernobyl, RuPaul’s Drag Race o Killing Eve, han protagonizado la noche. Pero hay tele más allá de las estatuillas, y estas 6 series no galardonadas lo demuestran.

1. Heridas Abiertas (Sharp Objects)

Llevamos hablando mucho de esta serie desde que se estrenó el año pasado. Pensábamos que ganaría algo —Amy Adams sale espectacular como protagonista y la trama engancha por su calidad—, pero se fue con las manos vacías. Este thriller psicológico (muy, muy duro pero imprescindible) mezcla tres historias que se relacionan entre sí: el asesinato brutal de dos preadolescentes, el pasado traumático de la protagonista y la relación con su madre y su hermana. Disponible en HBO.

2. Muñeca rusa

Nominada a mejor serie de comedia, actriz y guion, no se ha llevado nada. Natasha Lyonne (Orange is the new black) protagoniza esta comedia de Netflix, una versión retorcida de El día de la marmota en la que la protagonista, Nadia, se ve atrapada en un bucle temporal: revive el día de su cumpleaños, en el que es asesinada, de forma constante, levantándose cada mañana sin las secuelas de su muerte, sin saber por qué le pasa ni si ese día será el de su muerte definitiva. Entre las guionistas destacan la excelente Amy Poehler (Parks and Recreation) y Allison Silverman (The Office).

3. Así nos ven

Son solo cuatro capítulos y se ha llevado 11 nominaciones. Aun así, solo se ha hecho con un premio, el de mejor actor actor en miniserie (para Jharrel Jerom, protagonista). Disponible en Netflix, cuenta la historia de cinco jóvenes que creó un antes y un después en la justicia de Estados Unidos y que demostró el sesgo racial de la justicia estadounidense: Trisha Meili fue violada brutalmente. Había cinco adolescentes sospechosos (cuatro negros y un latino de 14 a 16 años) que fueron condenados pese a que se habían declarado inocentes y que no había ni una sola prueba en su contra. Después de años en la cárcel, el violador real confesó el crimen y las pruebas de ADN demostraron que, efectivamente, había sido él. Esta corta docuserie denuncia este escandaloso episodio de la historia norteamericana.

4. This Is Us

Está disponible en las plataformas de Movistar + y Amazon Prime Video. Estaba nominada a cinco Emmy pero no se ha llevado ninguno. A pesar de competir en la categoría dramática, según algunas críticas debería etiquetarse como comedia dramática más que como drama per se, porque ahoga la tragedia con mucho humor y optimismo. Retrata la vida de una familia muy amplia (tres hermanos con sus respectivas parejas e hijos) e interracial (uno de los hermanos es un niño adoptivo afroamericano) y cuenta sus historias, desde el drama, el humor y la complejidad presente en todas familias. Una serie que, según Entertainment Weekly, es un respiro a la televisión actual por su optimismo, diversidad y amabilidad entre los personajes. Una serie que está recibiendo muy buenas críticas y muy útil para animarte cuando tengas un día de bajona.

5. The Good Place

Una mujer muere y despierta en “el lado bueno” (The Good Place), una utopía parecida al cielo que sirve como recompensa a una vida terrenal justa. Sin embargo, ella se da cuenta de que está ahí por error, porque en vida fue de todo menos buena, así que tendrá que vivir en ese “cielo” intentando ocultar sus imperfecciones morales. Es una excelente comedia de humor absurdo, disponible en Netflix y protagonizada por Kristen Bell y la activista Jameela Jamil.

6. Fosse/Verdon

Fosse y Verdon son dos de las grandes figuras del Broadway histórico. Aunque tenían una relación de estas que los encumbraban como la pareja de referencia de un sector (al más puro estilo Beyoncé y Jay Z o Angelina y Brad Pitt), era profundamente turbulenta. Este biopic de HBO explora su amor y todos los problemas que los rodearon (fama, poder, estatus y la disfunción de la industria del entretenimiento). Está progonizada por Sam Rockwell (nominado) y Michelle Williams (la única ganadora de los seis Emmy a los que optaba la serie).