Un San Juan con telehogueras no es un San Juan

Llega una de las noches más mágicas del año, al menos así era antes de que ocurriera una pandemia mundial, aunque estemos dentro de la nueva normalidad, no habrá San Juan en la playa

Un baño en el mar de madrugada, charlas, juegos y bebidas compartidas alrededor de una hoguera. Es el primer día festivo que hay después de la llegada del verano, una celebración alegre y calurosa. Cada lugar tiene su forma, además, de pedir deseos. Donde yo me crié escribíamos en papelitos lo que ya no queríamos tener en nuestra vida, lo quemábamos y después saltábamos la hoguera. Luego apuntábamos lo que sí queríamos tener, lo quemábamos y saltábamos la hoguera. Hay quienes queman objetos viejos o hay quienes piden deseos dentro del mar. Todas estas personas tendrán que hacer, este año, una fórmula propia para pedir deseos, ya que no habrá ni hogueras ni playas este San Juan.

Qué mal suena. Lo echaré de menos. Llevábamos estos meses de confinamiento pensando: “seguro que para San Juan todo vuelve a la normalidad y nos acordaremos alrededor de una hoguera de cómo lo pasamos encerradxs”. Pero no. Las medidas, no obstante, son las adecuadas si no deseamos quedarnos, además, sin vacaciones en agosto u otras celebraciones que vienen en septiembre y los meses de después. En Barcelona, en concreto, las playas permanecerán cerradas desde las ocho de la noche del día 23 de junio, hasta las 10 de la mañana del día 24. Esto sucederá desde las playas de Castedefells hasta Montgat, solo abrirán con estrictas medidas las playas de la Costa Dorada: las de Salou, Cambrils, Palamós y otras de la Costa Brava.

Quienes viven dentro de esta zona lo tienen fácil pero todxs los que vivimos dentro del área metropolitana nos quedaremos sin celebración. Lo aceptamos resignadxs porque no nos queda otra y porque también somos conscientes de que es posible que exista un rebrote. Ahora bien, no nos pidáis que hagamos hogueras por videollamadas ni videofiestas. No. Tampoco hagáis listas de películas sobre celebraciones con hogueras o grandes fuegos para sobrellevar la pena que nos causa no poder estar en la playa bailando. Y por favor, tampoco me digáis cómo cocinar una coca casera mejor que la de la panadería. Aceptamos quedarnos sin celebración en la playa, pero ya buscaremos la manera de festejarlo, la más adecuada y la más sana para todxs. Y no, hacer una hoguera en casa, tampoco es una opción, como han dicho algunos periódicos. Lo sabemos, en Australia han vuelto a confinar a un millón de personas por culpa de las fiestas y las reuniones privadas, así que bueno, seguiremos resignados.

Esto que acabo de decir no me lo invento. Si buscas en Google qué puedo hacer en San Juan si no puedo ir a la playa o si pones San Juan 2020, las recomendaciones son varias y siempre vienen después de que se nombre todo lo que NO se puede hacer hoy, empezando por lo de las playas. Si no has vivido un San Juan en Barcelona, quizás hayas visto por la tele unos enormes muñecos caminando y otros tantos cabezudos bailando, estos personajes son los protagonistas de la llamada Llama del Canigó, una fiesta tradicional que se celebra cada 23 de junio donde se enciende un fuego desde el cual los representantes de cada barrio cogen la llama para encender sus hogueras. Pues esto sí se celebra, se hará a partir de las 18 horas pero solo se puede acceder si tienes invitación.

Si no tienes invitación, el ayuntamiento ha creado una página de Facebook de cultura popular en Barcelona y esta tarde emitirá el encendido del fuego por ahí. Y bueno, este no es el único remedio que nos promueven para intentar que no nos entre una bajona monumental, también podremos asistir a una televerbena a través del canal de Youtube de Cultura Popular Barcelona, a partir de las 22 horas. Es entendible que nada de esto te haga recuperar la ilusión de San Juan. A mí por lo menos no me ayuda. Casi que la mejor idea es quedar con tus amigxs en casa de alguno, poner música, cenar y charlar. Quizás, después de cenar, dar un paseo por las calles puede ser una opción. Eso sí, hay que evitar las aglomeraciones. De verdad, no puede darnos igual. No queremos quedarnos otro año sin San Juan. 

Es importante mantener la distancia social y llevar mascarillas. Y lo de que no nos puede dar igual va en serio. Si quieres ser rebelde y entrar en alguna playa, la multa puede ser de hasta 3.000 euros. Y no pienses que esto solo pasa en tu ciudad: las playas de todo el país si no están cerradas, tendrán unas medidas sumamente estrictas.
 

CN