Rosalía te queremos pero con 15 años eras un poco chunga

Las redes han rescatado un vídeo de 2008, cuando estabas en cuarto de la ESO, y eras una chunga, como tantos de nosotros

Ha sido todo un impacto. Un vídeo viral que nos ha regalado una imagen que no podríamos habernos imaginado: participando en Tú sí que vales y quedándote en las semifinales. Era la primera vez que te enfocaron las cámaras. Ante nosotros se presentaba una Rosalía mucho más joven (¡hace diez años, en 2008!), inexperta y sin esa seguridad en sí misma tan elegante a la que nos tienes acostumbrados y que tanto nos enamora.

Todos los medios que han rescatado la noticia destacan tu voz, que no llegases a la final (teniendo en cuenta lo mucho que lo estás petando ahora) y que el jurado te viese ‘potencial’ pero acabase rechazándote. Sin embargo, a nosotros nos encanta porque nos muestra una Rosalía diferente, una que no mide todas sus palabras, que no sabe todavía cómo responder frente a la cámara, que no ha domesticado del todo su voz y que tiene muchas ansias por brillar y comerse todos los escenarios.

Sí, es una Rosalía muy auténtica. Y sí, eras un poco chunga. Para empezar, por esos aros de oro, que a los del extrarradio tan familiares nos resultan. Con esa ropa tan de la época choni del Bershka que los millennial vestimos durante nuestros años de ESO mientras hacíamos botellón y pasábamos el finde parkineo.

Pero, sin duda, se te nota que en el fondo eras una chunga por esa lengua respondona que cuando recibe críticas, aunque responde con cierta modestia, se la ve un poco picada. “No se puede hacer todo a la vez”, les dices, con una sonrisa pero con cierto resquemor. Pues bien que ahora lo haces, Rosalía. O cuando te dicen que te falta potencial y les dices que respetas su opinión, como cuando un profesor te regañaba y te tenías que callar, pero sabías que si te lo decía tu compañero de clase, le gritabas que le esperabas “a las 5 en la puerta”.

No podemos dejar de verte con quince años. De oírte cantar y de responder a los jueces. Qué guay que se haya hecho viral este vídeo, de verdad. Porque así hemos podido ver lo mucho que has crecido. Y porque así nos gustas más, sabiendo que fuiste una chunga más, como el resto de nosotros. Tra-tra.