Red, la nueva de Pixar que habla sobre la regla

La nueva película de Pixar, 'Red', rompe el tabú de la regla y aborda la tensión entre libertad y control familiar en las adolescentes

Si piensas en 'Toy Story', 'Wall-e', 'Ratatouille', 'Monstruos S.A' e incluso 'Los Increíbles', seguramente no sean las películas más machistas que habrás visto. Pero es cierto que la mayoría de filmes de Pixar tienen como protagonista principal a un hombre y también lo es que la mayoría de guionistas y directores lo son. Todo esto cambia con 'Red', la última película de los estudios de animación, que se atreve a tocar un tema bastante tabú en el cine: la menstruación

Esto, por supuesto, ha molestado a algunos críticos e internautas conservadores, quienes ven con reticencia que algo tan natural como la menstruación se aborde en las pantallas. Aunque sea de una forma metafórica y muy divertida. La joven directora Domee Shi, nacida en China y criada en Canadá, se estrena como directora después de siete años formando parte de los equipos creativos de Pixar en roles secundarios y eso también es una novedad para la gran corporación.

Los cambios en Pixar han sido exigencias de un guion, el de la realidad, que no deja un rincón sin muestras de acoso. John Lasseter, que fue uno de los fundadores de Pixar y dirigió Bichos y Toy Story, entre otros taquillazos de la compañía, se vio forzado a abandonar la compañía en 2017 después de ser acusado de “abrazos indeseados” y otras actitudes machistas por algunas trabajadoras. 

Un viaje a la pubertad y los conflictos adolescentes

Con el auge de la autoficción, ‘Red’ explica el paso entre la infancia y la preadolescencia de una niña de 13 años de origen asiático en Toronto. Bajo la constante mirada de una madre controladora que la avergüenza en público, Mei descubre que se convierte en un panda rojo y descontrolado cuando por primera vez tiene la menstruación. Después de avergonzarse de ello, empieza a darse cuenta de que su nueva condición le ayuda a dar rienda suelta y aceptar sus sentimientos, aunque en la familia hay una obsesión histórica por reprimir al animal. 

¿Tiene que ser la menstruación un motivo de vergüenza para las preadolescentes cuando es algo que sucede a todo el mundo? ¿Es necesario esa especie de silencio colectivo en las escuelas ante un fenómeno natural que afecta a todas? ¿Tiene la familia que contribuir a esa represión colectiva? Todas las respuestas a esta pregunta son la misma, un no rotundo que probablemente películas como ‘Red’ ayuden a consolidar. 

Pero si por lo que sea no te atrae de antemano una película sobre la menstruación, no te preocupes porque ‘Red’ habla sobre todo de la tensión entre la necesidad de libertad de un grupo de amigas cuando se hace mayor, el control y sobreprotección de una madre perfeccionista y la presión que recae sobre muchas niñas de no decepcionar a una madre aunque sea cumpliendo normas absurdas y renunciando a los placeres más esenciales de la amistad e incluso a la sexualidad.