Los récords Guinness españoles más absurdos conseguidos este año

Una ración de gazpacho equivalente a 60 bañeras es uno de los galardonados por el libro que recoge todos los logros mundiales 

Desde la tortilla más grande del mundo hasta el preso que más tiempo ha estado en el corredor de la muerte. Los Guinness recogen cualquier récord, sea absurdo, lógico, cruel o surrealista. Cualquier récord. Por eso, los editores del libro reciben una media de 100 solicitudes al día procedentes de todo el mundo. De entre todas estas, solo unos pocos españoles han pasado la selección. Estos son algunos de los más frikis, que parecerán en la última edición, recién publicada.

1. Mayor bote en un premio de televisión. Si eres de los que está pegado a la tele todo el día, seguramente ya sabes quiénes son. Los Lobos, el equipo de concursos televisivos más famoso de España, ganó 6.689.700 de euros en ¡Boom!, el programa de Antena 3. Pasan a la historia como el premio más gordo que se ha dado en un programa de televisión. Y no es su primer Guinness, previamente ya habían logrando el de mejor racha de victorias en la tele.

2. La mayor ración de gazpacho del mundo. Almería preparó 9.800 litros de gazpacho (en total, 60 bañeras) para celebrar que había sido nombrada capital española de la gastronomía de 2019. Un paraíso, vamos.

Diario de Almería

3. Más capturas de una copa de vino con un palo sostenido con la boca en un minuto. Sí, así de específico y absurdo es el récord del gaditano Marcos Ruiz, que sujetó un bastón con su boca y lo usó para hacer malabarismos con una copa de vino. 19 veces en 60 segundos, nada más que añadir.

4. Más escalones subidos haciendo malabarismos con tres objetos. En total, 2082 escalones con las manos ocupadas. Este, además, es su 15º récord Guinness, convirtiéndose en el hombre de España con más reconocimientos.

5. La imagen humana de una hamburguesa más grande. En fin, de nuevo otro premio que parece absurdo pero que se ha hecho. 1.047 madrileños se unieron para dibujar con su cuerpo y colorear con su ropa una hamburguesa con queso. El Guinness se lo lleva Goiko Grill, que son los que convocaron el evento.

Goiko Grill

6. La maratón más rápida vestido de payaso. Rafael Cros, de Valdemoro (Madrid), ha conseguido superar este récord. Coger un disfraz (que tenía de una despedida de soltero) y acabar una maratón. En total, 2h 42 min 56 seg. Y encima con una buena causa, porque lo usó para recaudar fondos para una entidad benéfica dedicada a ayudar a niños.

7. Aceleración más rápida en un kart eléctrico. Luis Mengual, de Valencia, se pasó dos años construyendo su prototipo de kart eléctrico con tracción a las cuatro ruedas. Logró hacer una aceleración de 0 a 60 millas por hora en solo 2,218s. Batió el récord anterior por solo 0,417 segundos.

Todos estos Guinness se suman a algunos que ya había en España, igual de surrealistas. Por ejemplo, el récord a mayor número de gente haciendo un globo de chicle al mismo tiempo, que se lo llevó Chupa Chups en 2014 en Madrid. O en 2001, la paella más grande del mundo (obviamente, en Valencia). O la escultura de mármol blanco más grande, premio que se lleva, como no podía ser menos en España, una estatua de rotonda, presumiendo del arte más prolífico de nuestro país. En fin, que si quieres aparecer en el libro, es tan fácil como pensar en lo más friki que se te ocurra y entrenarte hasta que lo logres. Good luck.