Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando ves una maratón de series

Permanecer mucho tiempo tumbadx en la misma posición no es bueno para tu salud cardíaca

Hay semanas en las que todo cuanto desearías sería silenciar el whatsapp, enfundarte en la mantita y pasarte las horas y los días viendo episodios de alguna serie de televisión. Lo que viene siendo un maratón de series en condiciones. Y es comprensible. Y apetitoso. Pero lo que resulta atractivo como plan ocasional puede convertirse en un peligro para tu salud, según han descubierto investigadores de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido. Concretamente, y como señalan desde Gizmodo, medio que se hace eco de la noticia, "ver compulsivamente tus series favoritas no es bueno para tu circulación". Podría provocar trombosis.

"La trombosis venosa profunda se produce cuando se forman coágulos de sangre en las venas profundas de nuestro organismo, normalmente en las piernas y la zona de la pelvis, pero a veces también en los brazos. Los coágulos pueden dañar las válvulas de las venas y desembocar en complicaciones como dolor crónico, inflamación o úlceras", explican desde este medio. Además, y en el peor de los casos, dichos coágulos pueden desprenderse y terminar obstruyendo venas pulmonares, lo que provoca embolia pulmonar. ¿La relación con las maratones de series? "Permanecer inmóvil demasiado tiempo contribuye a su aparición".

Y mucho más de lo que podrías imaginar. Los autores del estudio encontraron, tras analizar investigaciones con más de 130.000 personas, que quienes pasan más de cuatro horas viendo series de televisión sin cambiar demasiado de posición "tienen un 35% más de probabilidades de desarrollar trombosis venosa profunda que aquellas personas que no ven o muy raramente ven la televisión". Es un porcentaje lo suficientemente alto como para hacerte reflexionar al respecto. ¿Echarte una tarde al mes de binge-watching? Claro, ¿por qué no? ¿Pasarte varios días a la semana haciendo eso? Una terrible idea. No hay duda.

Lo peor de todo es que no puedes compensarlo. Porque quizá hayas pensado algo así como "me pego unos cuantos maratones semanales pero salgo dos mañanas a correr y listo". Pues no. Como citan desde el medio, "la relación se mantiene incluso aunque los afectados lleven a cabo otras actividades que contribuyan a mejorar su salud vascular como el ejercicio, lo que contribuye a la idea de que ver muchas series de televisión es un factor de riesgo en sí mismo". Además, dice el autor del estudio Setor Kunutsor a Gizmodo, "la relación es independiente de la edad, del sexo y del índice de masa corporal". Nunca es buena.

Por supuesto, el camino óptimo para prevenir las trombosis por maratón de streaming es no llevarlos a cabo, pero no siempre estarás dispuestx. Por eso Kunutsor proporciona un par de recomendaciones. La primera de ellas, que "si ves muchas series de televisión de manera regular, procures realizar descansos cada media hora aproximadamente". La segunda, que realices ejercicio físico intenso. Porque aunque la relación entre binge-watching y trombosis se mantenga, la magnitud de la misma puede verse reducida. Pequeños sacrificios con un enorme valor. Que devorar el enésimo hit de Netflix no acabe contigo.