¿A qué esperan para declarar la emergencia por salud mental?

Aunque la salud mental ha pasado a ser un tema de debate diario y el Gobierno ha prometido reforzar la sanidad pública con psiquiatras y psicólogos, a día de hoy es muy difícil recibir la atención necesaria sin pagarte un terapeuta o médico privado
 

La pandemia ha conseguido que en España de casi no hablar de la salud mental se pase a que sea uno de los temas principales de conversación entre la población. No solo porque el estigma vaya a menos, que también, sinó porque se han disparado los problemas y trastornos, sobre todo entre la población joven. Pero, ¿qué pasa si quieres ir al psicólogo o necesitas un psiquiatra? Que la sanidad pública no da abasto

Empleos temporales y mal pagados y una alta tasa de paro juvenil, negocios que abren y cierran en función de la situación sanitaria, empresas que han cerrado, familiares que enferman o mueren de covid o que arrastran síntomas durante meses, un planeta que se va hacia el calentamiento por el cambio climático. Las preocupaciones se han multiplicado y se mezclan ante un futuro más incierto que nunca. Y no hay psicólogos ni psiquiatras suficientes en la sanidad pública para atenderlo. 

Un reportaje reciente de El País que alerta sobre la saturación del sistema sanitario en salud mental concreta que en España existen 11 psiquiatras por cada 100.000 habitantes, la mitad que en países como Francia, Noruega, Suecia o Alemania y cinco veces menos que en Suiza. 

Aunque los trastornos graves, como un brote psicótico o una depresión severa, sí que tienen prioridad en el sistema de salud público, la sanidad no da abasto ante el auge de problemas de salud mental en España. En el sistema nacional de salud, tan solo hay seis psicólogos por cada 100.000 habitantes. Y no son suficientes. 

El gobierno español ha prometido una inyección de 100 millones de euros hasta 2024 para un plan de acción de salud mental y algunas comunidades autónomas lo han reforzado más aún con anuncios de refuerzos en la sanidad pública. Pero los suicidios han alcanzado cifras de récord este año, 3.941 muertes, y el problema es grave y urgente. 

Aparte de la cifra de suicidios, una de las situaciones más preocupantes es el aumento de problemas de salud mental entre niños y adolescentes. Según un informe del mes de octubre de Unicef citado por Newtral y otros medios de comunicación, España es el país de Europa con más incidencia de estos problemas en la población joven. Un 55% de los jóvenes de entre 10 y 19 años tienen problemas como ansiedad o depresión. En las mujeres, el porcentaje se eleva hasta el 70%. 

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad afecta al 20% de la población y al (28,6% de los chicos y 13% de las chicas), mientras que los trastornos de conducta impactan en un 18% de la población, también más entre los chicos (23,1%) que entre las chicas (13%). Los trastornos alimenticios, en cambio, afectan más a las chicas: un 5% de ellas tienen algún tipo de desorden con la comida. Hay mucho trabajo para que la sanidad pública pueda atender a toda esta gente como es debido.