El principal guionista de los Simpson dice que la corrección política acabará con la serie

La serie se caracteriza por un humor sencillo y masivo pero su principal guionista dice que han empezado a cortarse porque "la gente está muy sensible"

Tal vez sea el síntoma de que Los Simpson han sido el programa de una época que está terminando. Desde hace exactamente 30 años, la serie estrella de la televisión emite episodios diarios que, desde lo lúdico y familiar, hace un análisis ácido sobre la sociedad. Ha inspirado otros dibujos para adultos como Futurama, Padre de Familia o South Park (que para algunos superan el original), pero ahora, por primera vez desde 1989, Mike Reiss, guionista y productor de Los Simpson, admite que "la gente está demasiado tensa" para según qué bromas y que han empezado a morderse la lengua a la hora de redactar sus guiones.

Springfield Confidencial

Reiss ha hablado por e-mail con El País sobre su libro Springfield Confidential, donde cuenta todos los secretos de la serie, el primero de ellos: odia a la gente que le pregunta por qué Los Simpson han empeorado. Lo único que ha mejorado para él es la tecnología para animar (empezó hecha a mano en Corea). El resto, son solo pérdidas. "Los guionistas nos hemos vuelto más cautos que al principio. La gente está muy sensible. Pero incluso cuando nos sorprenden las reacciones negativas, inmediatamente aparecen reacciones a esas reacciones. Una de las cosas que hay que agradecer a Trump es la rapidez de los ciclos de noticias. Si hay un escándalo con la serie el domingo, el miércoles está completamente olvidado", explica al diario madrileño, donde señala que el público hispano es el más devoto de Los Simpson.

Los Simpson nació en la época dorada de la tele pero, como todos, sufre en pleno caos de las redes sociales donde tanto haters exaltados como individuos políticamente correctos (los conocidos como 'ofendiditos') se indignan en pocos segundos y encienden los debates de Internet. Está claro que desde el inicio de Los Simpson hemos avanzado mucho en términos de igualdad de oportunidades para colectivos que incluso en la serie eran objeto de burla (y esto se ha ido representando en el programa paulatinamente), pero que una de las series de humor más influyentes de todos los tiempos diga que se tiene que morder la lengua es para empezar a revisarnos.

Resultado de imagen de simpson gif

Springfield Confidential es el libro que los fans estaban esperando leer sobre cómo se ha construido la serie tras el telón. Muchas risas y muchas burradas han llevado a los guionistas hasta donde están hoy. De hecho, Reiss hace un alegato sobre el sentido del humor de los artistas españoles, desde Cervantes hasta Almodóvar, por lo tiernos y brutos que son personajes como Don Quijote y Sancho Panza. Esperemos que si se acaba Los Simpson sea porque su época ya pasó, porque el público y los creadores ya no tienen más que aportarse o porque las nuevas generaciones ya no conectan con su mensaje, pero nunca por un tema de autocensura y límites de la libertad de expresión.

Si perdemos la capacidad de reirnos, estamos acabados.