Las pistas ocultas en el teaser de la tercera temporada de Stranger Things

El nuevo centro comercial de Hawkings será uno de los escenarios claves de los nuevos episodios

Que el estreno de la tercera temporada de Stranger Things esté previsto para 2019, tal y como ha declarado el actor que da vida al sheriff Hopper, duele demasiado. Pero el inicio de la fase de promoción promete dejarnos pequeñas gotitas de información que alivien nuestra ansiedad. En concreto, la productora ha publicado un enigmático y extraño teaser: el anuncio ochentero del Starcourt Mall, el nuevo centro comercial que abrirá sus puertas en Hawkings y que seguramente sea una de las localizaciones principales de la tercera temporada.

Construido cerca del problemático laboratorio de Hawkings, el Starcourt Mall promete ser fuente de caos y paranormalidad. Es protagonista absoluto de este primer teaser, pues ningún personaje recurrente de la serie, salvo el malote Steve Harrington trabajando en la heladería del nuevo centro comercial, aparece en él. Sí que lo hace por primera vez Robin, el nuevo personaje que interpretará Maya Thurman, la hija de Uma Thurman e Ethan Hawke. Trabaja en el mismo lugar que Steve, lo que implicaría algún tipo de relación entre ambos.

Pero, además del teaser, ya conocemos otros datos de esta tercera temporada gracias a las entrevistas de varios implicados. Que tendrá ocho episodios. Que arrancará en el verano del 85, un año después de los sucesos que tuvieron lugar en la segunda temporada. Que encontrará su inspiración cinéfila habitual en Regreso al futuro, de Robert Zemeckis. Que "será más íntima en un sentido extraño" y mucho más centrada en los personajes y sus relaciones. Y que ahondará mucho más en la mitología de Upside Down, ese enigmático y escalofriante mundo paralelo.

En concreto, los hermanos Duffer, creadores de Stranger Things, han asegurado que indagarán en la relación entre los niños de la serie y el Mind Flayer: "Tenemos un documento que describe la mitología y las reglas con bastante detalle… Lo que más nos gusta de esta serie es cómo los personajes, sobre todo los niños, hacen sus cábalas sobre qué es o qué quiere el Mind Flayer, pero sus conclusiones se basan solo en sus juegos de referencia, así que no saben nada a ciencia cierta". Nosotros tampoco, o al menos no tanto como nos gustaría. Tendremos que esperar todo un año para descubrirlo.