Un paseo por el extrarradio barcelonés que Rosalía llenó de arte en sus videoclips

Gracias a Rosalía, el área metropolitana por fin aparece sin malas noticias en las pantallas de todos los españoles

Las áreas metropolitanas, los ‘barrios’ de toda la vida, resisten en silencio, olvidadas en las televisiones, música y cultura general. Para las personas de la capital, el extrarradio es un lugar alejado de la mano de Dios. Cuando tienen que describirlo, aseguran que es “algo así como una favela”, como le dijeron a la periodista de Alcorcón, Lucía Mbomío, sobre las afueras de Madrid.

Bellvitge, uno de los lugares donde se grabaron los vídeos | Abel Cobos

Como cualquier otra área metropolitana, la de Barcelona está siendo ignorada constantemente. Pese a tener una gran parte de la población catalana (casi 4 millones de los 7 y medio de Cataluña), no ven sus calles, barrios y ciudades en la televisión pública o en la cultura mainstream. "Siempre ha habido una Cataluña ignorada. [...] Hay un gran desconocimiento de lo que está pasando en la periferia. ¡No existimos!", denuncia la periodista Montse Santolino, de Hospitalet de Llobregat, en el digital Crític.

Pero con el boom de Rosalía, esto ha cambiado. Sus videoclips Malamente y Pienso en tu mirá, producidos por CANADA, fueron grabados en el área metropolitana. Por fin aparecían ciudades como Badalona o Hospitalet de Llobregat en la tele sin hablar de violencia o marginalidad. Rosalía cogía sus polígonos y sus lugares más discriminados y los llenaba de arte, elevando su marginalizada cultura. Hacía un elogio a los barrios obreros. Por eso, hemos salido a la calle para recrear algunas de las escenas más icónicas de estos vídeos y descubrir un poco más de la cultura de barrio que esconden. Sigue esta ruta y podrás llenar tu Instagram de fotos Malamente inspiradas.

Badalona, estética y extrarradio

Abel Cobos

Una de las primeras escenas es la de Rosalía corriendo de un hombre en un cruce de caminos antes de ser embestida por un coche. A un lado, una gasolinera, al otro, las vallas de un descampado. Este cruce pertenece al de las calles Indústria con Antoni Borí, en Badalona, en el barrio del Gorg. No es lo único que grabaron en esta zona. La escena que sigue directamente a esta, la de un hombre persiguiéndola, se filmó en el puente de Indústria sobre el canal, y la imagen de portada de este reportaje, se hizo un poco más arriba, en el cruce entre las calles Progrés y Tortosa. 

Abel Cobos

"Rosalía tenía un imaginario muy específico que compartió con nosotros. Quería hacer algo muy de aquí, muy reconocible, usar nuestro imaginario popular pero dándole una vuelta, como hace ella con la música", explica el director del videoclip en unas declaraciones a eldiario. Así, cogieron escenarios obreros y los filmaron poniendo el foco en sus elementos autóctonos, aquellos que remiten a la cultura popular e identitaria de estas zonas .

De Badalona hay muchísimos símbolos locales presentes, especialmente en Pienso en tu mirá. En la escena de la flamenca de porcelana hay botellines de la bebida Anís del Mono y en la de la joyería aparece el nombre de la fragancia masculina Varón Dandy, ambos productos con sede y arraigo en Badalona. Son marcas muy características de la ciudad, cuya industria y producción articuló muchos barrios de esta población eminentemente obrera. También durante la escena inicial del vídeo, aparecen, a través de la luna del camión, las tres torres de la Central térmica de San Adrián, un elemento muy característico del skyline del barcelonés norte. Una estructura que la mayoría de badaloneses ve a diario y que identifican con su ciudad, su cotidianidad y su historia. 

Pienso en tu mirá

Hospitalet del Llobregat y Barberà del Vallés, parkineo y camiones

El camión y el camionero también cobran mucha importancia en sus vídeos. Tanto en Malamente como en Pienso en tu mirá, esta figura masculina tan española y que tiene una cultura desarrollada a su alrededor —por ejemplo, los baretos de carretera— tiene un papel protagonista. Estas escenas se rodaron en el parking de camiones de Hospitalet del Llobregat, cerca del metro de Hospital de Bellvitge, un lugar que destila por todos sus poros cultura del extrarradio. 

Más allá del de camiones, el parking en general también hace de protagonista. Para muchísimas personas de las áreas metropolitanas, los parkings son lugares de reunión donde, antes de ir de fiesta se bebe y socializa, es el parkineo. Son lugares que se llenan de personas de diferentes pueblos que acuden a las mismas discotecas y bares. Al final, el parking ha pasado a formar parte de la memoria colectiva en forma de buenos recuerdos de la adolescencia. No es de extrañar que si Rosalía y CANADA querían reflejar la cultura popular, urbana y obrera, apostasen por estos lugares como sitios de grabación. La gran mayoría de estas escenas están filmadas en Barberà del Vallés, en el marcoaparcamiento frente al centro comercial Baricentro.

Fragmento de 'Malamente' grabado en Barberà del Vallés

Barcelona, skates y barrios populares

Las ya famosas escenas del nazareno en monopatín fueron grabadas en Barcelona, en la zona de Marina y Poblenou. Cuando aparece en el skate por primera vez lo hace en la zona sur de la Avenida Meridiana, frente a las vías del tranvía. Luego, en el skatepark de la Mar Bella. Estas zonas son barrios populares con un pasado industrial que vivieron una profunda transformación durante los Juegos Olímpicos del 92. Hoy, conservan una estética muy urbana que combina a la perfección con el flamenco moderno de Rosalía

En definitiva, los vídeos de CANADA exploran unos ambientes con mucha personalidad y muy olvidados. "El área metropolitana de Barcelona dispone de muchos rasgos identificativos específicos: la (mala) política urbanística que ha marcado buena parte de los barrios; el boom de las culturas urbanas, de la música trap al arte de calle; la convivencia en los mismos entornos geográficos de espacios rurales y zonas con densidades de población récord; la diversidad de procedencias de sus habitantes; la tradición y actualidad de las luchas sociales emprendidas por los vecinos...", explica la periodista Eulàlia Iglesias. A través de su música y de su estética, Rosalía le da voz a estas historias y realidades. Y, en parte, por eso ha triunfado tanto. Porque ha hablado con entornos que nadie se molestó en escuchar.