Hasta siempre, Pasapalabra

El Tribunal Supremo ratifica que Mediaset debe dejar de emitir el famoso programa de Telecinco

La desaparición es inminente. Tras casi diecinueve años en las pantallas de nuestros televisores, y con miles de episodios a sus espaldas, Pasapalabra está a punto de decirnos "hasta siempre". Y no es una cuestión de porcentajes de audiencia ni nada parecido. El programa emitido por Telecinco desde 2007 (Antena 3 lo estuvo emitiendo entre el año 2000 y el año 2006) goza de buena salud en cuanto a share: supera los dos millones de telespectadores diarios. ¿Entonces a cuento de qué nos quitan Pasapalabra de la parrilla televisiva? Por una disputa legal perdida.

Su enemigo en los tribunales es el grupo mediático ITV Global Entertainment, propietario de Pasapalabra, con quien Mediaset lleva litigando desde el año 2010. La relación entre ambos grupos fue un desastre desde el principio, pero terminó de irse al traste cuando Mediaset decidió romper unilateralmente el contrato en el que ITV les cedia durante tres años el formato que da vida a Pasapalabra. Según la empresa italiana, ITV no era propietario de algunos ingredientes del programa como su nombre o el archiconocido rosco final. Y claro, eso no gustó nada a los dueños de ITV. Batallita al canto.

El desenlace de esta batalla judicial llegaba en septiembre de 2016. Fue entonces cuando la Audiencia Provincial de Madrid establecía que Mediaset debía cesar la emisión de Pasapalabra, así como la prohibición de que usara el formato o el nombre del programa para cualquier otro producto. Ah, y una indemnización económica de varios millones de euros. Como podéis imaginaros, Mediaset presentó un recurso contra esta sentencia. Y ahora, como informa Expansión, el Tribunal Supremo ha desestimado la mayor parte del recurso y ratificado que Telecinco debe dejar de emitir Pasapalabra.

La única parte del recurso que ha admitido el tribunal de última instancia es el relativo a la indemnización por derechos de propiedad intelectual. Es decir, el Tribunal Supremo juzgará cuánto deberá pagar Mediaset a ITV por haber estado todos estos años explotando el formato. El rosco podría salirle caro a la empresa italiana, más aún si continúa emitiendo el programa con la condena en firme. De todas formas, cuánto dinero suelte Mediaset es irrelevante para nosotros. Lo que sí es relevante es qué meterá en su lugar: ¿Otro reality? ¿Más salseo del corazón? Si es así, mejor Pasap...