‘Pam y Tommy’: así es la polémica serie sobre el vídeo sexual de Pamela Anderson

El robo de la cinta y el impacto que tuvo ver practicando sexo a dos de las celebrities del momento provocó un gran impacto

A estas alturas, cuando se filtra un vídeo sexual en internet de alguna famosa o famoso, ya casi ni sorprende. La viralidad es algo que dura dos días, aunque las secuelas en la víctima y el odio o acoso que recibe en redes se puede alargar. Pero es que en los años 90, cuando internet todavía no estaba ni mucho menos generalizado, hubo un vídeo sexual de una pareja de famosos que se filtró y se convirtió en el primer viral sexual de la historia.  Lxs protagonistas eran Pamela Anderson, actriz por entonces en pleno auge por su papel en Los vigilantes de la playa, y su novio, Tommy Lee, batería de Motley Crüe. 

La serie Pam y Tommy, interpretadxs por Lily James y Sebastian Stan, está en Disney + y explica cómo se fraguó aquel robo y cómo cambió la vida de ambos y lo hace aplicando por primera vez una mirada feminista hacia esta historia que -oh, sorpresa- perjudicó más a la mujer que al hombre. No sé, piénsalo: ¿Cuántas veces has escuchado criticar a un hombre por ser promiscuo o porque le guste mucho el sexo y cuántas a una mujer? 

Pero hay un tercer personaje que cobra gran protagonismo en esta historia. Se trata de Rand Gauthier, que había sido actor porno y por entonces se dedicaba a hacer de electricista para la pareja en su mansión de Malibú. Frecuentaba tanto la casa que era seguramente la única persona que sabía dónde guardaban la caja fuerte. Y por eso cuando le despidieron, se vengó de los malos tratos recibidos (Tommy había llegado a amenazarle con una pistola) de una forma que le podía hacer ganar mucho dinero: Robando la caja fuerte

La historia de cómo robó aquella caja es bastante surrealista. Al parecer y según cuenta un reportaje de The Rolling Stones del año 2014, llegó a cubrirse con una piel para parecerse al perro de la pareja. Y se llevó la caja fuerte entera a la furgoneta sin saber que dentro encontraría, también, una cinta sexual de Pamela y Tommy de algo más de 50 minutos. 

Sin embargo, la cinta acabaría corriendo y ni siquiera fue él quien acabó sacando beneficio por ella y de hecho ni siquiera se lo creían cuando contaba que había sido él quien la había robado. Después de aquello, la vida de Pamela Anderson no volvería a ser la misma y la película intenta aproximarse “con empatía”, según contó su director Craig Gillespie a El País, a esta realidad.

Para los críticos, esa empatía no existe teniendo en cuenta que, por muy bien que quede Pamela en la serie, ésta se basa en exponer su vida privada en ocho horas a pesar de que ella se negó a participar desde el primer minuto y nunca se sintió cómoda con la exposición pública de su vida privada, curiosamente la exposición que la propia serie dice criticar. Paradojas.