Los oscuros personajes de la realidad que inspiraron Mindhunter

La serie entrevista a los asesinos más famosos de los años setenta y tiene más bien poco de ficción

Cometer un asesinato conlleva mucho trabajo, casi tanto como desenmascararlo. Esta es la premisa de Mindhunter, que nos tiene a todos con la boca abierta. Diálogos magistrales, conversaciones sutiles, actuaciones sublimes, dirección precisa. La segunda temporada (disponible en Netflix) confirma que es la serie sobre asesinos de nuestra generación y por eso se encarga de analizar a los del pasado.

La premisa es que un equipo del FBI se dedique exclusivamente a entrevistar en la cárcel a asesinos en serie para entender qué esconde su cerebro y tratar, en el futuro, de poder adivinar el comportamiento de otros como ellos. ¿El gancho? Viéndola podrás entender mejor algunos de los casos que crees recordar por las efemérides o porque son muy, muy famosos. Estos son solo cinco ellos, pero hay mucho más.

Charles Manson

Charles Manson / Wikipedia

Si has pasado este verano sin entrar a conocer el detalle de la surrealista confabulación de La Familia de Charles Manson es que te has pegado unas auténticas vacaciones sin móvil ni contacto con la realidad. Se acaban de cumplir 50 años de unos de los asesinatos más brutales de la historia de los Estados Unidos y, por extensión, de la cultura occidental. Manson no tocó a sus víctimas, pero fue condenado por convencer a un grupo de adolescentes de que debían cometer siete asesinatos sanguinarios y crueles. La entrevista a Manson es, por todos los detalles del guion, el clímax de la segunda temporada de Mindhunter. Y el actor (Damon Herriman) se sale.

Otra entrevista deslumbrante es la de Tex Watson, uno de los jóvenes que ejecutó el plan de Manson. De quién es la culpa, ¿de la sociedad o del sociópata?

Ed Kemper

Ed Kemper / Wikipedia

Nadie olvida el famoso abrazo de Ed Kemper en la primera temporada. Los agentes Ford (Jonathan Groff) y Tench (Holt McCallany) vuelven a encontrarse cara a cara con Edmund Kemper, el conocido como "el asesino de las colegialas" porque les quedó una pregunta por responder. Superdotado, manipulador y gigante (mide más de dos metros y pesaba más de 130 kg), Kemper descuartizaba a las estudiantes para después practicar necrofilia con las partes de sus cuerpos. Una de las historias más turbias de la serie. ¿Se puede ser amigo del malo?

Elmer Wayne Henley

Elmer Wayne Henley / Popsugar

Henley está cumpliendo seis condenas de 99 años cada una por el homicidio de 28 adolescentes a los que secuestró, torturó, violó y asesinó. En su momento fue el asesinato en serie más brutal que había visto el país.

Paul Bateson

Fue condenado por un asesinato, pero se lo vincula con otros seis, todos ellos de hombres homosexuales. Su caso (en la serie) sirve para lanzar una tétrica reflexión sobre los límites del placer sexual. ¿Puede alguien disfrutar estando al borde de la muerte?

Son of Sam

David Berkowitz declaró haber matado a seis personas entre 1976 y 1977 porque se lo ordenaba el perro de su vecino. Intentó despistar al jurado con su supuesta locura, pero se acabó demostrando que no tenía ninguna enfermedad mental y que era consciente de todo lo que hacía. ¿Hasta dónde llega la conspiración de los asesinos?