Cuando su novia le dejó, de llevó todo menos a su perro, y ahora son famosos

Un perro que es un superhéroe y sobrevuela la ciudad como Superman. Un perro que también es el vagabundo que acompaña a Dama en sus spaguettis, el cantante de rock que hace rugir sus cuerdas vocales o hasta el mismísimo -pero esta vez benevolente- rey en Juego de Tronos. Si algo tiene Jimmy Choo, es que puede ser cualquier cosa, incluso una estrella de Hollywood del mundo canino en Instagram. 

Cuando a Rafael Montesso le dejó su pareja, como la gran mayoría de personas que se enfrentan a una pérdida, tuvo dos opciones: vivir el duelo emocionalmente deshauciado, o utilizar ese vaivén de emociones para hacer algo que cambiara el mundo. Y como cambiar el mundo es complicado, lo tuvo claro: hacer algo que consiguiera transformar el suyo.

Un día Montesso llegó a casa, recién cumplidos sus 30 años, y el lugar donde vivía ya no era el mismo porque su mujer le había dejado. No había muebles ni fotografías sobre las repisas de las estanterías del comedor. No había más ropa en los armarios ni cepillos de dientes en su lavabo. Ni cuadros, ni notitas escritas a mano en la puerta de la nevera. Le llamaban 'casa' porque alguien dijo que así se le llama al lugar donde uno vive, pero allí solo había ahora paredes vacías, techos altos, un terrible olor a despedida y... Jimmy Choo, su bull terrier.

Pero con lo que Rafael no contaba es que todo esto supondría también un nuevo cambio. El de olvidarse de los anclajes que te mantienen unido a la rutina para empezar a alimentar las neuronas con un montón de ideas. Y así fue como un día, jugando con Jimmy en su habitación, mientras agarraba su pata a modo de muestra de afecto para fotografiarla, se dio cuenta. Con su mejor amigo cerca y armado con un rotulador, dibujaría a partir de entonces un divertidísimo nuevo mundo a su alrededor. 

Desde entonces solo necesita tres cosas: una pared blanca, rotuladores de colores, y a Jimmy Choo. "Tengo el síndrome de Asperger y una mente hiperactiva, así que dibujo todos los días y Jimmy está a mi lado todo el tiempo colaborando, además le encanta hacer de modelo", afirma el fotógrafo. En la actualidad, Rafael Montesso ha recibido propuestas para hacer fotografías y dibujos, e incluso está planeando la edición de un nuevo libro que tendrá a su mejor amigo como protagonista. Un claro ejemplo que no está reflejado en ningún manual de desamor pero que queda a la vista: no hay absolutamente nada que no pueda curarse con un 'choca esos cinco' de una pata peluda.

"Existen muchos tipos de amor, pero el humano se empeña en buscar solo el de la pareja".