Si Mozart hiciera reggeaton sería más guarro que Maluma

"Te sellaré en las nalgas mi membrete, dispararé la escopeta del ano, te pondré lavativas por delante y por detrás". ¿Un tema de reggaetón? No, son las cartas de amor de Mozart

“El reggaetón es machista, sus letras son vulgares y sexuales, la música de antes es mejor”. Típica frase de boomer enfadado por Twitter. ¿A qué se refiere con que la música de antes era mejor? Porque echando la vista atrás, hay canciones verdes en todas las décadas. ¿Quizá se refieren a la música del clasicismo, cuando los grandes artistas iban acompañados con un instrumento y sin demasiado acompañamiento vocal?

Pues, para su insatisfacción, ni eso, porque la correspondencia de uno de los grandes maestros musicales de la historia, Mozart, demuestra que si fuera un reggaetonero sería más sucio que Maluma, Daddy Yankee o cualquier otro cantante del género, rodeados constantemente de polémicas por sus letras.

“Te sellaré en las nalgas mi membrete”, decía Mozart en una delicada y romántica carta. Una frase que recuerda a nivel de significado y lirismo al verso de Alocao, de Bad Gyal y Omar Montes, “mi bicho en su totito pierde cobertura”, situando al mismo nivel de letrista al ex de la hija de la Pantoja y al autor clásico.

Además, las cartas, como explica el portal de El Español, estaban dedicadas a su prima Marianne, con la que tuvo una estrecha relación en su veintena. El padre del compositor se mostró categóricamente en contra, que repudió el carácter incestuoso de esta unión, reflejado de forma tremendamente explícita en su correspondencia.

“Acogeré tu noble persona como bien merece, te sellaré en las nalgas mi membrete, te besaré las manos, dispararé la escopeta del ano, te abrazaré de más, te pondré lavativas por delante y por detrás, te pagaré cuanto te debo sin descuidar ni un pelo y soltaré —y que resuene— un señor pedo (y quizá también algo sólido)”, aseguraba en su carta más verde.

Por su parte, Mozart tenía una mujer, a la cual también dedicaba cartas guarrillas, aunque un poco más bajadas de tono. Es decir, no habla de escopetear sus orificios ni de practicar sexo anal. “Me excito como un chaval cuando pienso en estar contigo otra vez; si la gente pudiera ver mi corazón por dentro, casi debería sentirme avergonzado”, le decía, mostrándose un poco juguetón, pero con un tono más SFW (apto para todos los públicos).

Estas revelaciones se han vuelto virales porque han aparecido en medio de la polémica absurda del mes: ¿quién es mejor cantante, Bad Gyal, Mozart o AC/DC? Una discusión de Twitter entre millennials y generación Z contra boomers y generación X, los cuales creen que Bad Gyal hace música absurda y de poca calidad, a lo que las generaciones más jóvenes, hartas de tener que justificar que el hecho de que los más adultos no entiendan la nueva música no la hace peor, han respondido con memes, exagerándolo todo, asegurando que Mozart no sería capaz de hacer nada de lo que ha logrado Bad Gyal, Omar Montes, Maluma o cualquier otro reggaetonero.

Ahora, con la publicación de estas cartas, ha revivido el meme: está claro que la mente sucia de Mozart sí que sería capaz de desarrollar unas lyrics como las del último temazo de la catalana, Zorra. Mozart: 1, Bad Gyal: 0. Y los millenials y zennials encantadísimos de que quede así el marcador final, porque demuestra que, en el fondo, tenían razón.