Las historias de amor de Anna Todd han conseguido unir a todo el planeta

La autora estadounidense ha vendido más de 11 millones de copias de su primera serie y sus otros libros van por el mismo camino

Entramos en la Sala Ambassador del Hotel Gallery de Barcelona. A Anna Todd la están maquillando: le pintan los labios, le ponen rímel y colorete. Mientras tanto preparamos todo para la entrevista y la sala, tan amplia y sonora, se torna un pequeño salón, casi como si hubiéramos estado de visita otras veces. La autora, nacida en Ohio hace 29 años, tiene la oportunidad de recorrer todo el planeta hablando de sus libros. Cuando empezamos la entrevista, la charla es tan cercana que Anna Todd no parece ser la encargada de movilizar a casi más de dos millones de personas de todo el mundo con sus historias de amor. Un amor real, con defectos, buenas dosis de ilusión, magia y caos. Un cóctel que hace que muchos y muchas se sientan identificados.

De escribir para ti a escribir para el mundo

Una gran humildad acompaña todo el rato las palabras de Anna Todd, su fama a nivel mundial no ha afectado a su personalidad ni ha hecho que se convierta en una persona altiva. Ese reconocimiento a gran escala es resultado, sin duda alguna, de haber conseguido que un público juvenil se atrape a una historia y nunca se aleje de ella: “Empecé a escribir a modo de hobbie, para pasármelo bien. Fue hace unos cinco años, en el año 2014. Desde siempre había leído muchísimos libros pero todo el tiempo tenía la sensación de que faltaba algo. Cuando compartí lo que estaba escribiendo en Wattpad [una plataforma donde se comparten historias] no tenía ni idea de a dónde iba a llegar y mucho menos pensé que podría convertirse en algo tan grande como lo es ahora”.

Su constancia en el trabajo y su pasión por la escritura han hecho que la autora venda más de 11 millones de copias de sus libros —los cuales, además, han sido traducidos a 30 idiomas— cuente con más de dos millones de seguidores en redes sociales y haya sido nombrada como Mejor Autora Internacional por el New York Times o el USA Today. Todo este movimiento de personas que apoya sus libros ha hecho posible que dejara los trabajos temporales en los que estuvo: desde vender maquillaje hasta atender en el mostrador de Hacienda, trabajos que realizó durante los tres despliegues que su marido hizo en Irak. Estas vivencias han funcionado, sin duda alguna, como principales fuentes de inspiración para la autora, tanto para la construcción de los personajes como la creación de emociones y sentimientos.

Su magnífica serie de After ha conquistado a millones de personas y esto se debe, en gran parte, a sus personajes: “Cada personaje es diferente pero usualmente parto de mi imaginación o me inspiro en otros personajes que conozco, tanto de libros como de series o películas. Obviamente siempre los transformo y hago que sean distintos para que no se parezcan a los que tomo como influencia. La música también me inspira, creo que transmite emociones o sentimientos que son posibles de colocar dentro de los personajes. Pienso que, de esta manera, las personas pueden sentirse más cercanas a los personajes, pueden llegar incluso a sentirse identificadas”, explica la autora.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I'm in love with the Romanian covers of the After series 😍 So, I haven't been super active the last few days and I wanted to talk about it a little. At first I wasn't going to say anything because I'm usually the happy, super positive person but this last week, I've felt the opposite. My pawpaw (grandpa) is dying, he's been sick for a few years and we've had a couple close calls but this time it's happening and it's making me think a lot about my childhood, family, and life in general. Someday I'll share more with you. But a little back story that I know some of you know, my biological dad was killed when I was a baby and his parents were always a huge part of my life growing up. my Mawmaw passed away a few years ago and it was one of the hardest days of my life and now her husband is dying and it's sort of my only connection to that entire side of the family and it's made me think about family and life and our connections with people around us in a way that I never had before. I'm rambling now, but anyway my point was that I was avoiding the internet (mostly) because I didn't want to post a sad update or make anyone uncomfortable but then I remembered the thousands of you that I've talked to about love, life, deaths, friendships, divorce, heartache, and remembered that you guys are my family and it's okay to not be the peppy "hi guys! Everything is so great!" chick all the time. On top of my family stuff, the hurricane in Texas is devastating and it's killing me to watch my home state (I was born in Ohio) and moved to Texas right after getting married when I was 18, and it's been my home since. Friends of mine have lost their homes and their pets and it's heartbreaking. Texas is doing just what Texans do and humanity and kindness are shining through. If you can donate, please do. If you can't, there are other ways to show your support. Hmm what else? I got a sort of update on the movie stuff today and hope I can share soon, I know it's killing you guys, but it's such a slowwww process. It's killing me too! Also, I have a date for the first chapter of my next series (being posted on Wattpad) and it's soooonnnn. Like soon, soon. Eek. Wanna see the cover??

Una publicación compartida de Anna Todd (@imaginator1d) el

Las novelas de Anna Todd están dentro del género de novela romántica pero sus historias y los personajes que van apareciendo intentan no seguir el relato que tienen las novelas románticas en general. “Hay algo que es importante y es que en las novelas románticas, a veces, los personajes son perfectos: son conscientes de lo que les pasa, saben qué están haciendo mal, saben cómo arreglarlo... y todos esos detalles no ocurren en la vida real, la gente tiene errores, nos equivocamos, no somos perfectos y es imprescindible mostrar que los personajes son naturales, son humanos. Lo mismo sucede con el aspecto, mis personajes no tienen un cuerpo ideal e intento que no sigan esos cánones de belleza”, cuenta Todd, asegurando que quizás sean esos detalles los que hacen que sus lectores sigan siendo fieles a sus libros.

La teoría y la práctica de convertirse en una estrella

“No me considero súper famosa y pienso que la mejor parte de ser escritora y de que la gente lea mis libros es la oportunidad de viajar y de estar en contacto con personas de todas partes del mundo. Antes de vivir esta situación mi vida era muy normal, pasaba tiempo en casa, no tenía la oportunidad de viajar ni nada parecido”, reconoce. Sus historias le han dado la posibilidad de vivir un sueño. Aunque no siempre fue fácil: “Al principio recibía muchísimos comentarios haters. Para mí fue complicado porque Wattpad suele tener constantemente un aire muy positivo. Y cuando entraba en Twitter veía comentarios realmente malos: intentaban hacerme daño hablando de mi peso, de mi aspecto y todos estos puntos que aparecen en esta red social en particular. Es importante saber que detrás de un libro o de una película o de lo que sea hay realmente una persona de verdad y hay cosas que pueden doler”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Here we go 😭 First day of filming!! #aftermovie 🎥

Una publicación compartida de Anna Todd (@imaginator1d) el

Las personas que la apoyan son muchísimas y su entorno más cercano está siempre de su lado. Este acompañamiento se ve reflejado en otros comentarios: sus lectores le piden que siga escribiendo, que cuente más historias y que las que ya existen sigan evolucionando porque no pueden parar de leer. Esto ha conseguido que la serie After se realice de forma audiovisual: “Ahora, además, soy productora. La verdad es que es una experiencia única, sobre todo en este momento que estoy rodando After porque estoy involucrada en todos los procesos, desde el casting hasta el rodaje de cada una de las escenas. Puedo ver cómo va creciendo toda la historia”, cuenta Todd mostrando que es posible evolucionar a escalas muy grandes y superarse cada día.

Su trabajo no solo la ha hecho crecer de forma profesional sino también como persona. “Si pudiera volver al pasado me aconsejaría no ser demasiado dura conmigo misma. Cuando era adolescente siempre estaba preocupada por si era lo suficientemente guapa o si era lo suficientemente cool. Pensaba en mi ropa, en ser delgada como mis amigas o utilizaba mucho tiempo deseando ser otra persona y no en conocerme a mí misma. Ahora mismo pienso ‘¿por qué me comportaba así?’ Todos esos aspectos que me preocupaban dejan de existir cuando eres mayor. Si pudiera volver atrás me diría eso para poder disfrutar más de la vida y no estar tan preocupada en esos detalles que al final son insignificantes”. Quizás sea por ello que Todd no ha abandonado su sonrisa a lo largo de la entrevista y que sus libros conectan tanto con aquellos que queremos liberarnos de todas las preocupaciones que no son nada realmente.