'Fleabag', la serie para reírte de tus traumas por la difícil vida de la generación milenial

Una serie en formato monólogo que utiliza el humor cínico y está nominada a ocho premios Emmy

Era julio de 2016. BBC y Amazon Studios se unían para estrenar una serie que contaba la historia de una joven con profundos traumas abordando su vida de adulta soltera y con problemas económicos, familiares y laborales en la gran ciudad de Londres. Su trágica historia era explicada a través de la comedia, agresiva y cínica con la que te reirás, pero soltando un “oh, dios mío” cada diez minutos. Por ejemplo, cuando suelta, entre risas, un monólogo a un taxista que la juzga fuertemente porque trata de "accidentado" el suicidio de una amiga, que fue atropellada por una bici pensándose que no sería mortal, ya que solo lo hacía para llamar la atención de su ex.

Los primeros minutos de la serie son muy reveladores. Ella teniendo sexo con el típico tío que te llama a las 2 de la mañana. Cuando, de golpe, pum. Se la mete por detrás. A la mañana siguiente él la acaricia y le da las gracias ya que nunca lo había hecho y le había hecho mucha ilusión. Hasta los ojos le brillan de la alegría. Ella mira a cámara y dice “pues la verdad es que me he emocionado un poco”. Al final, mientras toma un café, reflexiona sobre la noche y la facilidad con la que pudo entrar por detrás y le pregunta al espectador: “¿será que tengo un ano masivo?”.

El formato de mirar a cámara se reproduce durante toda la serie. La protagonista rompe con la cuarta pared y explica al público todo lo que pasa por su mente, le hace partícipe de todo, como si fuera alguien explicando la historia con posterioridad, lo que sintió y lo que vivió en el momento, y no como si fuera una serie que reproduce lo que sucede en ese preciso instante.

Este formato es porque la serie surge a través de un monólogo de 10 minutos sobre un rollete de una noche, que fue enormemente aplaudido y gracias al cual ganó el Fringe Festival de Edimburgo de 2013. Por la buena acogida decidió explicar una historia televisiva sin alejarse de ese mismo formato, el del monólogo, y así nació Fleabag.

Y este formato no solo le ha valido para ganar este premio de monólogos. Su primera temporada ya ganó dos BAFTA, y tras publicar la segunda en abril de este año, ha sido nominada a ocho premios Emmy. Entre ellos, a mejor actriz protagonista, para Phoebe Waller-Bridge, que interpreta a Fleabag pero que además es escritora, guionista, directora y productora de la serie.

'Fleabag' (Amazon Prime)

Waller-Bridge ha dado por acabada la serie con su segunda temporada para centrarse en otros proyectos (trabaja en Killing Eve, ella adaptó la novela a la tele), sin embargo, Amazon está intentando que saque la tercera. No son los únicos: los fans también, que ya la consideran una serie de culto por lo diferente, retorcida y original que es.

En definitiva, Fleabag es una serie muy actual. Tiene eso que tanto caracteriza las generaciones jóvenes: humor, cinismo, vacío existencial millennial, promoción de la salud mental y feminismo. Además, tiene un reparto excelente. Más allá de Waller-Bridge aparece Olivia Colman, ganadora de un Oscar por La Favorita, bordando el rol de madrastra pasivoagresiva. Una serie que se ha hecho famosa por el boca a boca y que lo va a petar (si es que no lo está haciendo ya).