Las experiencias paranormales que marcaron la vida de actores de Hollywood

Por ejemplo, a Ariana Grande se le apareció Satanás. O la 'app' para cazar fantasmas de Selena Gómez. O incluso el sexo espectral de Lucy Liu con un fantasma

¿Has visto alguna vez un fantasma? La respuesta rápida y obvia es que no. ¿Quién iba a reconocer eso? Parecerías un lunático. Aun así, todos hemos oído decenas de historias sobre sucesos paranormales que le han pasado a conocidos (y más aun teniendo en cuenta que durante el confinamiento han aumentado). Normalmente encontramos alguna explicación más o menos sensata para explicarlas, pero hay veces que es imposible dar otra explicación más allá de “fue un fantasma” o “fue un sueño”. Es algo que sucede a todos, incluso a los famosos. Por eso, S Moda ha recopilado algunas de las historias más paranormales protagonizadas por las celebrities de Hollywood.

1. Espectrofilia, hacer el amor con un fantasma

Lucy Liu, antagonista de Kill Bill 1 y protagonista de Los Ángeles de Charlie, admitió haber probado el sexo fantasmal, lo que se conoce como espectrofilia. “Una especie de espíritu bajó de Dios sabe dónde y me hizo el amor. Fue un placer absoluto. Sentí todo. Llegué al clímax. Después se fue flotando. Fue como lo que le debió pasar a la Virgen María. Así me sentí. Algo bajó y me tocó, y ahora me protege”, explicó en 1999, según el artículo.

Kill Bill

2. El fantasma de casa de Cher

La famosa Cher se hizo famosa en los 60 junto a Sonny Bono, su pareja sentimental. Consiguieron la fama mundial y, en los 70 después de una crisis, se divorciaron. Veinte años después, él murió en un accidente de coche, pero según la cantante, sigue con ella. “Tengo un candelabro precioso que Sonny consigue hacer funcionar incluso cuando no está conectado a la corriente eléctrica. Adoro a los fantasmas y los prefiero antes que a muchos vivos”, aseguró en una entrevista con Reddit.

3. Kristen Stewart, médium

La protagonista de Crepúsculo reconoció en 2019 que es médium y puede ver y hablar con fantasmas y espíritus: “hablo con ellos. Si estoy en algún pequeño pueblo rodando una película, o en una casa ajena, les digo literalmente: ‘No, por favor, no puedo hablar ahora. Hacedlo con otra persona, pero no puedo ser yo’. Nadie sabe si existen los fantasmas, pero existe una energía a la que soy realmente sensible”.

4. Cuando Ariana Grande se topó con Lucifer

La cantante declaró en 2013, como recoge el artículo, “fuimos de visita al cementerio de Stull, que es conocido como una de las siete puertas del infierno en la Tierra. Sentí un sentimiento de negatividad enfermizo en el trayecto, olía a azufre y había una mosca, que son símbolos del demonio. Hice una foto y aparecieron tres caras típicas de demonios como solemos ver en los libros. Al día siguiente traté de mandársela a mi gente y no me dejaba porque decía que pesaba 666 megas. No bromeo. Tenía una carpeta con los pantallazos llamada ‘Demonios’, pero empezaron a pasar cosas raras así que la borré”.

5. La chaqueta voladora

Keanu Reeves, protagonista de Matrix, tuvo su primera aparición de pequeño: “Renata, nuestra niñera, y yo estábamos en mi dormitorio cuando de repente entró por la puerta una chaqueta vacía. No había nadie, no tenía brazos ni piernas y después simplemente desapareció. Lo primero que pensé fue ‘¡Qué guay!’, pero la pobre niñera tenía la cara desencajada. ¿Fue un fantasma o tan solo una extraña chaqueta flotante?”

6. Una app para cazafantasmas

Selena Gómez explicó en el programa de Jimmy Fallon que es una cazadora de ectoplasmas. Lo hace con su móvil, con Ghost Hunter M2, una app para detectar fantasmas que cuesta 1 dólar en la app store. Está convencida de que los muertos pueden comunicarse como los vivos, a través de la tecnología, y añade que ella ya ha hablado con seres de ultratumba.