Euphoria, la serie que te recuerda que salir vivo de la adolescencia es casi un milagro

La producción de Drake para HBO lo tiene todo para convertirse en el Trainspotting de la generación Z

La adolescencia es esa etapa de la vida en que cualquier novedad es un planeta por descubrir. La tristeza o el amor son laberintos mentales cargados de dudas y significados para tratar de vivir en primera persona todo lo que llevas unos años viendo en la películas. La primera cerveza que se alarga hasta el amanecer o las proyecciones que haces de tu vida sobre qué pasará después del instituto, si es que sales vivx de allí.

Si buscas dos críticas de Euphoria verás que es la ventana que los padres quisieran y a la vez no desearían jamás tener sobre los años de la vida en que a sus hijos les sale el primer pelo en el pubis. Es, dentro del género "series de adolescentes", la versión más oscura e infernal de un época que no se acaba nunca pese a que todos la pasamos viviendo a toda velocidad.

Producida por el rapero Drake para HBO y protagonizada por la cantante Zendaya, Euphoria ya ha sido etiquetada como el Trainspotting de la nueva tanda de jóvenes desorientados. Porque todo el mundo tiene derecho a perderse en algún momento de su vida, a pedir ayuda y salir adelante. "En algún momento eliges quién eres y qué quieres", dice el trailer, mientras se suceden las imágenes de los protagonistas en el instituto, verdadero escenario de una historia de terror, que para algunos pasa desapercibida bajo la constante presión por llegar intactos a la universidad. Y solo van dos capítulos

Rue, la protagonista, nació tres días después del 11 de septiembre y es adicta a las drogas (a varias, incluida heroína y el Xanax) y apunta maneras de activista. De hecho, en lugar de pretender ser un referente moral para los jóvenes, como estamos acostumbrados a ver en las series, es más una incursión sin filtros en la cabeza de sus personajes. Y, claro, estamos cada vez más acostumbrados a ver escenas que nos sorprendan, así que la ficción, para impactar, necesita cada vez dar una vuelta de tuerca. Se vuelve hasta difícil de ver y muchas veces te deja con mal cuerpo. Por esto, Zendaya avisa a los navegantes: "Hay escenas impactantes, difíciles de ver (...) por favor, míralo solo si puedes", según escribe The Guardian.

Los estudios sobre la generación Z aseguran que los adolescentes tienden a salir menos a la calle, pero a ser más ansiosos y solitarios, lo que abre un mundo psicológico enorme y una tentación para la serie. Hay ansiedad, hay cariño y bondad, autodestrucción y amistad. Hay sexo y hay violencia, hay drogas y dudas y machismo, también. Está la adolescencia y no está la mesura. Euphoria lo tiene todo para convertirse en la nueva serie teen del año porque al verla te acordarás de que sobrevivir a la adolescencia es un milagro.