España no ganaría Eurovisión, pero sí la Tercera Guerra Mundial

España es un gran imperio. En 2098 ha caído Reino Unido, Alemania, Italia, Grecia, el Sáhara y África Occidental. Ahora, la corona española gobierna sobre estos territorios. Esta cuenta ficticia de Twitter parece un sueño húmedo de Vox, pero la victoria es pasajera

Es 2020. Ya hay presidente del Gobierno, se han acabado los pactos municipales y autonómicos. Parece que entramos en una época de (relativa) estabilidad institucional y política. Pero no: estalla la tercera guerra mundial. Todo con un pequeño desencadenante, una conquista que enciende la mecha del odio internacional. Rápidamente, los países empiezan a devorarse entre ellos: Japón conquista China, Camboya conquista India, El Salvador se adueña de México y España crece a través de África. Resurgen los imperios y empezamos un nuevo ciclo de odio.

Pasan 78 años. La guerra se ha alargado. No hay paz, no hay tregua, solo hay ganas de destruirse mutuamente. El siglo XXI pasará a la historia como una época llena de sangre, destrucción y muerte. Los que más lo sufrirán son, claro está, los ciudadanos.

Año 2098. Si eres español, vives en un gran Imperio. De los últimos que quedan en pie, junto a Camboya, El Salvador, Japón, Bahréin y Zimbabue. El gobierno, liderado por la monarquía imperial de Leonor I, ha decretado que todos los esfuerzos serán bélicos, así que todo ciudadano español capaz tiene que ir a la guerra. El ejército español ya ha dominado Francia, Alemania, Grecia y Reino Unido. Además, está ocupando todo el Sáhara y África occidental. España es la última gran potencia colonial europea, algo que no logró ni en las épocas más gloriosas de la monarquía, y quiere seguir siéndolo. Tiene la fuerza para ser el único imperio mundial.

Y aquí estás tú, pasando los días bajo la metralla, las bombas y con un rifle colgando de tu espalda. Te han enviado a la guerra, eres joven y sano, así que te toca luchar. Tu objetivo: conquistar el sudeste africano, territorio del imperio de Zimbabue, para que todo el continente esté bajo las órdenes de Leonor.

Hoy, por suerte, es tu día libre. Puedes descansar por primera vez en mucho tiempo. Estás en una cantina de Jartum, capital del recién conquistado territorio de Sudán, celebrando esta victoria. Mientras bebes con tus amigos, entra a la habitación el teniente Abascal, hijo del histórico líder de Vox, uno de los partidos que, en cuanto estalló la guerra, defendió con más fuerza la conquista militar en el ya abolido Congreso de los Diputados. Dice que bebáis, que disfrutéis, que mañana partís en una nueva misión: conquistar Sudán del Sur y Eritrea.

Te pasas la noche mirando memes de apoyo a las tropas. Unas fotos de Aitana, la famosa cantante de principios de siglo, con eslóganes como “Arriba mi Españita, puta Zimbabue”. También te pasan una bandera de España con “yo no elegí ser español, solo tuve suerte” escrito en letra Impact. Aunque tu favorito es el de el Pokémon dragonite con una mano en el pecho, mirando el horizonte, con “Viva mi Españita” escrito. Te duermes, mañana será un día largo: toca darle la victoria a España y vencer al imperio de Zimbabue.

El risk que tiene a toda España enganchada

En 2019, España ni tan siquiera había soñado con ganar Eurovisión. Ahora, en 2098, España es el único país que se presentaría a Eurovisión. Está ganando la tercera guerra mundial. Aunque, bueno, solo en Twitter. Este escenario bélico es una ficción a la que toda España está enganchada. Es el WorldWarBot 2020, un bot que aleatoriamente hace escenarios bélicos y que por casualidades del azar, está dándole la victoria a España.

En una semana ha pasado de 3.000 seguidores a 60.000. A medida que crece el imperio español también crece la comunidad de seguidores (¡y los memes!). El impacto de este risk digital es tal que a los pocos segundos de cada tweet ya hay más de 100 respuestas. Hasta Zimbabue, el enemigo directo de España en el juego, fue Trending Topic durante un día entero.

El portal Verne se ha puesto en contacto con el autor, un desarrollador de software italiano de 30 años, que les ha explicado el funcionamiento: “Escoge un territorio al azar y conquista el más cercano para el país que lo está ocupando en ese momento”, vamos, que la victoria de España es totalmente aleatoria. Cada hora hay un nuevo movimiento bélico, poco a poco va avanzando la guerra. Además, “el bot considera que territorio y país son cosas diferentes. Un estado soberano no es derrotado siempre que controle algún territorio, aunque haya perdido el original”. Por eso, Japón, aunque ha perdido el archipiélago nipón, sobrevive en los territorios ocupados Rusia, Mongolia y China.

Ya hubo una partida anterior de WorldWarBot 2020. Ganó Paraguay, con la Antártida muy cerca. Ahora, toca ver en la posición que queda España. Este no es su único bot: también tiene uno de Juego de Tronos en que las casas combaten entre ellas, uno de la guerra civil en Estados Unidos, otro de Italia y, todavía en desarrollo, uno de una nueva guerra civil española. ¿Quién ganará?