El disco de despedida de Daddy Yankee que ya lleva 600 millones de escuchas

Daddy Yankee se ha despedido de la música por todo lo alto: con un disco, Legendaddy, que ya acumula 600 millones de reproducciones

“Soy una leyenda”, “salí de donde no hay casi ná / la calle, la cuna del criminal / y me convertí en la máquina / campeón, campeón, campeón soy”. Así es como empieza 'Campeón', la primera canción después de la intro de 'Legendaddy', el disco con el que Daddy Yankee se despide de su amplia carrera del reguetón y que ya lleva más de 600 millones de escuchas. 

Considerado el inventor o al menos uno de los precursores del reguetón, Daddy Yankee nació en Puerto Rico y empezó a hacer canciones a los 15 años (y de eso hace ya 30 porque tiene 45), con Dj Playero, considerado el primer dj del género aunque no ha llegado a los niveles de fama de los grandes mitos del reguetón. 'Shaky Shaky', 'Dura', 'Despacito' y por supuesto la 'Gasolina' son algunos de sus éxitos.

Un disco para perrear

El disco es agresivo, directo y sin concesiones. Daddy Yankee canta casi siempre rapeando y de fondo acompaña una base rítmica y bailable de percusión que te pone a perrear desde el primer minuto del disco. Eso sí, en las colaboraciones le dan unos giros muy interesantes. 

Así, cuando aparece Myke Towers con una base housera de fondo en 'Pasatiempo', cuarta canción, la cosa se pone un poco melódica e incluso melosa, “dime si estás desocupada porque yo estoy libre / yo quiero traerte pa que tú sientas el fuego del Caribe”, dice. 

Justo después, escuchamos una base salsera irresistible en ‘Rumbatón’, canción que recuerda inevitablemente a la canción ‘Lo que pasó, pasó’. ¿Perreamos o bailamos salsa? Bendita duda que no nos dejará quedarnos quietos en la discoteca justo antes de que aparezca otra estrella invitada, Bad Bunny. 

Un disco lleno de colaboraciones

Lo hace en 'X Última vez', la canción más escuchada del disco con 60 millones de escuchas, donde el conejo malo arranca de nuevo con su llanto triste que, poco a poco, se va poniendo bailable con esa voz indescifrable que tiene a medio planeta enganchadito. Las colabos no acaban ahí en un disco por el que también pasa Rauw Alejandro en ‘Agua’, canción que alterna el pop melódico del novio de Rosalía con el reguetoneo agresivo de Daddy Yankee. 

En Zona del perreo, Daddy se rodea de dos de las mujeres más destacadas del panorama, Natti Natasha y Becky G. “Dale flow, que rebote, pon ese culo a temblar”; ya tú sabes. Enseguida aparece Pitbull en 'Hot', con ese rollo más tecnofestivo que le caracteriza. La última colaboración es con El Alfa y Lil Jon en 'El Bombón', ya en la recta final del disco que se cierra con la melódica y lenta 'Impares' y con 'Bloke', homenaje a los grandes edificios de las barriadas obreras donde se crían muchos reguetoneros.