Dime qué bebes y te diré qué personalidad tienes

Salir de fiesta no está sobrevalorado, al contrario. Salir de fiesta es la situación idónea para que cualquier momento de la noche te brinde un nuevo concepto de conocimiento y sabiduría que no encontrarás en ningún libro. Tú crees que el hecho de beber gintonic no dice nada de ti pero lo cierto es que a cada sorbo que das por los poros de tu piel está viajando la información. ¿Bebes orujo de hierbas? Empieza a preocuparte. 

1. Martini (y con una aceituna, por favor)

Crees que eres de este planeta pero en realidad vives acomplejado por no haber nacido cerca de la Quinta Avenida de Nueva York. Te gustaría que en la carta de cualquier local te ofrecieran cócteles tipo Margarita o Sex on the Beach, pero en tu pueblo esa modernez no llega, así que como intentas dignificarte te pides un Martini y para parecer más cool le añades el toque de la aceitunita.

Diagnóstico: ponte un capítulo de Sexo en Nueva York a ver si se te pasa esa tontería. 


2. Cerveza

Eres divertido, juerguista y te va la marcha. Para ti los colegas son lo más importante, pero pierdes todo tu sex-appeal cada vez que pides una Cruzcampo. Si además eres de los que le añade limón, tu sexualidad está reprimida o tienes el paladar idiotizado.

Diagnóstico: prueba algo más extremo y dirígete al punto 3.


3. Absenta

Eres fuerte, duro, no te gustan las tonterías ni las medias tintas. Buscas llegar al límite de las cosas y seguro que eres de los que se salta los stops. A cada paso que das sientes cómo el empoderamiento corre por tus venas porque te crees un ser superior único e inigualable. Pero no.

Diagnóstico: busca la productividad y ponte extensiones hechas con el material de un mocho. Así, cuando te arrastres por el suelo, por lo menos lo dejas limpio.


4. Whisky

Es posible que te gusten las grandes aventuras y que tu ciudad ideal para vivir sea Texas. Eres un caballo salvaje ganador e irás por el camino correcto siempre y cuando no se te ocurra liarla combinándolo con cualquier bebida energética triste y sin personalidad.

Diagnóstico: eres un truhán y un señor. O una truhana y una señora. Aquí hay para todas.


5. Chupito de Piruleta

Eres de las que llora hasta en las comedias y tu película favorita es Frozen, La Bella Durmiente o cualquiera de Disney. Te gusta ser sutil en tus respuestas, eres dulce y hasta te atragantas cuando te das cuenta de que tu saliva está hecha de arcoiris de colores fucsias.

Diagnóstico: sigue así, el mundo necesita a más gente rosa como tú.


6. Gyn Tonic

Te encantan los detallitos, coleccionas los buenos momentos y muy probablemente hasta tengas el Síndrome de Diógenes. Si no, a ver cómo le explicas al mundo eso de pedir un combinado con ese mejunje de ingredientes dentro.

Diagnóstico: lo sentimos, no se te puede tomar en serio.


7. Ron con Cola

Eres un poco agarrado y la pela es la pela, por eso tu lema es: "Queridos amigos, economizar es la base de la vida". Te enfureces cuando no hay hielos, pero la verdad, tampoco es que seas tú al que se le ocurre traerlos.

Diagnóstico: dile a tu jefe que te suba el sueldo.


8. Agua

Para ti vivir es lo importante. Envejecer saludablemente y hacer deporte es la base de la vida. No tienes amigos porque eres de los que a las 12 de la noche se va a casa como Cenicienta, pero no te importa, mañana será otro día y tú te levantarás prontito para visitar a tu abuela. You win.

Diagnóstico: eres el más inteligente de todos. Enhorabuena.

*Todas las opiniones aquí vertidas carecen de base científica. Los datos mostrados pertenecen única y exclusivamente a la información relevante que te ofrece estudiar en la universidad de la calle. Si bebes Malibú con Piña, Mojito, Champán o Calimotxo, ofrécete a la Policía, porque nosotros ya no sabemos qué hacer contigo.