Esto es lo que comerás en el futuro si la cosa sigue así

Nuevas frutas, nuevas legumbres y nuevas cereales. Bienvenidx al menú del 2050

Las consecuencias del cambio climático van mucho más allá de unas cuantas olas de calor extras al año o del hundimiento de algunas ciudades. Es una problemática que amenaza con cambiar todo nuestro mundo. Y eso incluye también la alimentación. ¿O acaso crees que seguirás comiendo los mismos alimentos dentro de tres décadas? No será así. Es más, lo más probable es que consumas vegetales que jamás habías imaginado que consumirías. Como dice el investigador Sam Pirinon en la BBC, "diversificar los alimentos que ingerimos es una de las soluciones para aliviar el hambre y ayudar a adaptarse a la crisis climática".

Las plantas que llenarán tu nevera

Porque en estos momentos no estamos haciéndolo muy bien. Piénsalo: de más de 7.000 plantas comestibles que existen en el planeta Tierra, los seres humanos solo cultivamos 417 para alimentarnos de ellas. Y eso no es lo peor, sino el hecho de que el 90% de las calorías que consume la humanidad proceden de tan solo 15 cultivos. ¡15 plantas están alimentando a casi 8.000 millones de personas! Es obvio que debemos ampliar nuestras dietas para no quedarnos sin comedia. Y lxs científicxs del Royal Botanic Gardens de Londres ya están explorando qué nuevas plantas añadir al menú. Serán habituales en tu cocina en el 2050.

Uno de los más importantes es el pandano. Sí, es la primera vez que lo escuchas, pero tanto su hoja como su fruto, muy parecido a la piña, son comestibles y nutritivos. Además, cuenta en este mismo medio la investigadora Marybel Soto, es un árbol que "puede tolerar condiciones adversas como sequía, viento fuerte o niebla salina". Y eso es precisamente lo que la humanidad necesitará en las próximas décadas: plantas cultivables que sean capaces de resistir a fenómenos meteorológicos muy variados. Es el escenario que asoma. El de un mundo con un clima más caótico e impredecible. El pandano podría jugar un rol fundamental.

Más que simples legumbres

Como las legumbres. Y no hablamos de las clásicas legumbres que has estado comiendo toda tu vida en casa de tus padres y de tus abuelos. Como apunta la experta en medio ambiente Helen Briggs, "se cree que hay cientos en la naturaleza que aún son desconocidas para los científicos". Además, hay otras que se usan mucho en determinadas regiones del mundo, pero que son ignoradas por la inmensa mayoría. Y un ejemplo es el frijol morama, un alimento muy proteico y barato que se consume muy habitualmente en algunas partes de Botswana, Namibia y Sudáfrica. Menos lentejas. Menos garbanzos. Y más moramas.

Algo muy parecido ocurre con los cereales. Aunque existen más de 10.000 especies, muchísimas de ellas con un gran potencial para convertirse en alimentos, nos limitamos al arroz, el trigo, el maíz, la avena, la cebada, el centeno y poco más. En ese sentido, y según la BBC, cereales como el fonio podrían incorporarse a tu mente en el futuro. Por último, está el ensete, más conocido como falsa banana, "un pariente cercano de la banana que solo se consume en una parte de Etiopía" y que "tiene el potencial de alimentar a más de 100 millones de personas en todo el mundo". Y, sí, una de esas personas podrías ser tú.