Hemos buscado las cuentas más ‘foodporn’ en Instagram

El emplatado en la cocina es un arte. Te lo recuerda cada semana Samantha Vallejo-Nágera en el concurso culinario Masterchef. Está claro que la comida entra por los ojos y no es únicamente una frase más del amplio refranero español, hay investigaciones que lo demuestran. El laboratorio japonés Koichi Kawakami publicó en abril de este mismo año un estudio que asegura que comemos con los ojos. "Los científicos del Instituto Nacional de Genética (NIG) en Japón han descubierto un vínculo directo entre la percepción visual de los alimentos y la motivación de la alimentación", explicaron en un comunicado.

Amantes de la cocina y las redes sociales han sabido aprovechar esta premisa para presentar en sus perfiles cientos de platos sumamente atractivos con los que se te hará la 'boca agua'. Ahora lo llaman Food Porn pero es un término que se asimila a lo que hemos llamado 'toda la vida' un bodegón: alimentos y utensilios de cocina presentados de forma estética para llamar la atención del espectador. Hay cientos de cuentas dedicadas a este placer en Instagram y, por ello, hemos querido hablar con los creadores de las mejores cuentas y que nos expliquen qué es lo que les mueve para querer hacernos salivar cada vez que publican una fotografía en la app:

1.Raquel Bernácer (@raquel.bernacer)

Las mejores cuentas de Instagram sobre comida

Raquel es nutricionista y, como ella misma cuenta a 'Código Nuevo', "la cabra tira al monte". Lleva en Instagram desde el 20 de septiembre de 2011, siete años en los que su cuenta ha ido evolucionando de algo más personal a algo más profesional: "Compartía fotografías de comida, restaurantes y conciertos hasta lo que es hoy, una cuenta 'semiprofesional' donde enseñar a la gente que la opción de comer saludable puede ser también una opción atractiva, deliciosa y fácil de preparar", explica.

Empezó a utilizar la app como una herramienta para hacer llegar las recetas que comparte también en su blog y otras que improvisaba en casa para desayunar, comer o cenar. "Luego me centré en mis desayunos y estuve una larga temporada compartiéndolos. Ahí me di cuenta de lo mucho que podía ayudar a los demás a mejorar su forma de alimentarse con el simple gesto de compartir lo que comía yo", afirma.

Para ella, es "muy gratificante" recibir mensajes de personas que no conoce y que seguramente no conocerá nunca, agradeciéndole las recetas y las fotos que comparte ya que sus imágenes les motivan a cocinar más y a comer mejor: "Creo que es un claro ejemplo de aquello que decía Gandhi de ‘sé el cambio que quieres ver en el mundo’ y si conseguimos que la población coma mejor, estaremos contribuyendo a mejorar la salud pública".

2. Miquel Gilabert (@suculentgilabert)

Detrás de este perfil está Miquel Ballester Gilabert, más conocido como Miquel Gilabert. El nombre 'artístico' es en homenaje a, como él la llama, su maestra cocinera, su madre, y también en "honor a todas las mujeres cocineras que gracias a ellas, a día de hoy, sabemos cocinar". Su aventura en redes sociales comenzó en el bar de su familia, donde se pasaba las largas horas haciéndole fotos a las tapas y a los arroces antes de servirlos. En septiembre de 2015 vio como su perfil personal conseguía más adeptos con casi 2.000 seguidores así que ese fue el momento en el que decidió dar un giro más profesional y crear Suculent Gilabert.

"Busco la diversión en la comida, convirtiendo en gourmet ingredientes humildes", explica, "Trabajo micro-historias de 3 fotos con un mismo ingrediente principal, pero con elaboraciones distintas y fotos únicas".  Actualmente, ha decidido darse unas vacaciones en su trabajo para centrarse en profesionalizar sus redes sociales, dar el paso al vídeo y emprender un proyecto para ayudar a los restaurantes a mejorar su presencia en internet.

3.  Rocío Montoya (@veggieboogie)

Mejores cuentas de Instagram sobre comida

Su intención era crear un pequeño diario 'gastro-visual', como le gusta llamarlo, en el que poder combinar dos de sus pasiones: la fotografía creativa y la comida saludable. Rocío Montoya es la persona que está detrás de esta cuenta de Instagram que comenzó por "pura distracción personal" y también para documentar gráficamente todos los experimentos que iban surgiendo en su cocina con su nueva alimentación ovolacto vegetal. "Principalmente para que no se me olvidaran los procesos de elaboración de la comida, para retarme a mí misma a buscar nuevas alternativas dentro de la cocina vegetal y porque me encantan las posibilidades visuales que ofrecen los alimentos para jugar fotográficamente", cuenta.

En realidad, es editora gráfica en prensa y artista visual dentro del campo de la fotografía experimental y el collage pero, cada vez con más frecuencia, le surgen encargos y colaboraciones con marcas y clientes que buscan sus servicios como fotógrafa y food stylist: "Tener un escaparate en Instagram,que es la red social de moda del momento, es fundamental para impulsar el proyecto. Lo genial de todo esto, es que VeggieBoogie surgió sin ningún tipo de pretensión comercial y, haciendo lo que me gusta, estoy empezando a obtener frutos inesperados".

4. Eva Espallargas (@fresaypimienta)

Mejores cuentas de Instagram de comida

Eva Espallargas es la autora del blog gastronómico 'Fresa & Pimienta' y del perfil de Instagram con el mismo nombre. La mayoría de sus recetas buscan un contraste de sabores y texturas, de ahí ese nombre tan peculiar: "trata de dar reflejo a esa fusión de sabores que produce una explosión de sensaciones tan espectacular y sencilla como una fresa con unos granitos de pimienta". Eva no se dedica profesionalmente a la cocina, es abogada, pero es una de sus grandes pasiones por lo que, siempre que puede, realiza cursos de cocina donde trata de aprender algunas técnicas que le sirvan para elaborar nuevas recetas.

Suele publicar una vez a la semana o cada 15 días, ya que depende de su tiempo libre para idear, cocinar y fotografiar una nueva receta. "Me encanta idear recetas, pensar en nuevas combinaciones, realizarlas, fotografiarlas en casa, compartirlas y por supuesto comerlas", dice. Eva confiesa que, tanto su blog como su perfil en Instagram, le han dado muchas satisfacciones por el contacto que se establece con otras personas a las que les gusta la gastronomía:"Me ha llevado a participar en programas de radio, a colaborar en diferentes webs donde he plasmado algunas de mis recetas, por no decir la gran satisfacción que me provoca que personas desconocidas me escriban para explicarme que han elaborado una de mis recetas".

5. Montse Cogolludo (@cocina_tu_imaginacion)

Mejores cuentas Instagram sobre comida

Su abuela y su madre fueron sus maestras. Aunque le apasionaba la cocina, decidió decantarse por la fotografía y la edición digital, trabajo al que se dedicó hasta que tuvo a sus niñas y decidió quedarse en casa con ellas. Creó su primer blog al descubrir las tartas de pasta de azúcar y querer compartir en él las recetas. "Además de las tartas empecé a poner en el blog recetas de repostería que la gente me pedía. Me gustó tanto la experiencia del blog que pronto surgió la idea de darle otro aire, incluir recetas saladas, hacerlo mas profesional, unirlo a mi otra pasión, la fotografía, e intentar monetizarlo", afirma.

La cuenta de Instagram surgió poco después de empezar el blog, para dar a conocer sus recetas y fotografías y con ella ha tenido "la suerte de conocer personas maravillosas y tener experiencias increíbles". No se esperaba el éxito que tiene a día de hoy, casi 10.000 seguidores después de tan solo 13 meses y unas cuantas horas de dedicación diaria. "Desde abril trabajo como Community Manager culinario en una multinacional de alimentación, creando el contenido de recetas de las webs, fotografías y posterior seguimiento de las redes. Me contactaron después de ver mi trabajo en esta red social", explica.

6. Casto Roldán (@reposterito_busca_esposo)

Mejores cuentas de comida Instagram

Con 19 años su madre le regaló su primera batidora de varillas para así poder montar nata, claras o hacer sus primeros bizcochos aunque no con muy buenos resultados: "magdalenas bajadas y sin 'copote', bizcochos hundidos, galletas quemadas o mousses cortadas". Aunque estudió Publicidad y Relaciones Públicas nunca estuvo motivado a trabajar de ello y, aunque no tuvo mucho apoyo en su decisión de ser repostero, un 'mal de amores' le llevó con 25 años a refugiarse en la pastelería.

"Por las tardes me ponía a crear algo diferente. Cuando lo subía a Facebook la gente se sorprendía y me daba muchos likes. Yo nunca lo entendí porque lo veía muy 'de andar por casa'", explica Casto Roldán, creador del perfil Reposterito busca esposo. Fue una amiga la que le creó la cuenta, le llamaba 'reposterito' y, como estaba buscando el amor, surgió ese nombre tan especial. "He de reconocer que al principio no sabía ni como se daba like, no tenóa curiosidad de visitar otras cuentas y, por supuesto, mucho menos sabía lo que era una etiqueta", resume.

Cuando publica algo trata de darle vida para que el espectador que ve la foto sienta que está en ese momento dulce: en el desayuno, en la merienda o tomando ese postre: "Me gusta jugar con los elementos para que la persona que vea la foto vea algo hogareño". Ganar seguidores le animó a estudiar de verdad pastelería el pasado año, algo que le ha ayudado a ir creciendo personal y profesionalmente. "Mi idea ha sido siempre ser fiel a mis principios: creaciones clásicas pero con un toque mío, que defina mi personalidad colorida y excéntrica", apunta Casto.

Para él, la repostería es la mejor manera de expresar su creatividad y sensibilidad y "la mejor manera de decir 'te quiero' a la gente que amas sin tener que expresarlo en palabras". Eso sí, sigue sin encontrar esposo pero porque, en sus propias palabras, está muy centrado en su pastelería y sus creaciones.

7. Mireia Denuc (@mireiamdp)

Mejores cuentas de instagram sobre comida

A los 17 años empezó a estudiar Marketing y Relaciones Públicas pero se dio cuenta de que no se podía olvidar de la cocina para ser feliz. Así que decidió unir sus dos grandes pasiones: la comunicación y la gastronomía para hacer de su hobby su trabajo. De hecho, le viene de herencia ya que sus padres son unos "verdaderos foodies". "Busco hacer feliz a la gente, llenarles de ideas y que, con una foto, les transmita lo mismo que la comida me transmite a mí a la hora de prepararla o de comerla. Siempre digo que la comida entra por los ojos así que cuanto más atractiva mejor", explica Mireia.

Actualmente, es Directora de Marketing Junior de contenidos digitales de la sección gastronómica de una empresa: "No es 100% lo mismo pero si esta relacionado con la gastronomía así que, más feliz no puedo estar". Además, asesora a la hora de crear cartas y presentación en restaurantes. Para ella, Instagram es un hobby y la idea de enfocar la cuenta así es porque "lo que realmente me encanta es la repostería y así es como me siento más yo". Con cada publicación intenta acercarse un poco más a sus seguidores con la finalidad de que la conozcan cada vez más.