Las 8 canciones de Eurovisión 2019 que pueden petarlo este año

Países Bajos, Rusia, Islandia, Suecia, Italia, Portugal, Chipre y Suiza son los países que tener en cuenta en el festival de 2019

Y con la elección de Suecia, ya están todas. 41 canciones de países europeos y asiáticos dispuestas a competir en Eurovisión para lograr alzarse con la victoria. Este año se celebra en Tel Aviv tras la victoria de la israeliita Netta y su Toy. A estas alturas, en las casas de apuestas ya se está elucubrando sobre qué país será el vencedor. El año pasado por estas mismas fechas todo apuntaba a que ganaría Israel o República Checa, pero no adivinaron que la canción Fuego de Chipre, que quedó segunda, lo iba a petar tanto.

Aunque en las últimas décadas Eurovisión ha perdido el prestigio que tuvo en la época dorada de ABBA, sigue dando muchos temazos que suenan en modo repetición en las listas de Spotify de nuestro país. Por eso, te traemos las ocho canciones que más tienen posibilidades de arrasar, tanto dentro como fuera del concurso.

1. Países Bajos

El toque indie de la edición lo suele traer Bélgica, aunque no siempre les funciona (el año pasado no se clasificaron). Este año, el turno indie le toca a los Países Bajos. Duncan Laurence presenta Arcade, un medio tiempo cargado de agudos y con una base muy norte-europea que está en la primera posición en la mayoría de casas de apuestas. Que gane o no dependerá de que sepan darle juego al escenario con esta canción tan tranquila y sencilla, pero con casi dos millones de visitas está claro que al público le está gustando.

2. Rusia

El ruso Serguéi Lázarev vuelve a Eurovisión después de quedar en tercer lugar en 2016 (no es el primer cantante que repite en el festival, un entusiasmo que contrasta con la falta de interés de los triunfitos que fueron preseleccionados para representar España este año). Presenta una balada algo aburrida y poco innovadora —hemos visto esta actuación varias veces cada año— pero que está entre el primer y segundo puesto en la mayoría de las casas de apuestas.

3. Islandia

Cada año hay un número ‘peculiar’ en Eurovisión. Este año, la apuesta rara la trae Islandia, con el grupo de tecno metal industrial Hatari y su canción Hatrið Mun Sigra, una extraña mezcla musical-escénica entre lo hardcore, fetichista, metal, gótico, gore y trash que recuerda a grupos como Rammstein.

Su participación ha sido polémica por la letra, que contrasta con el buenrrollismo habitual de Eurovisión: el título significa ‘El odio vencerá’ y su canción suelta consigas anticapitalistas y euroescépticas que creen más que apropiadas para denunciar la hipocresía de Europa con Israel, los anfitriones del festival. Para entender su ideología y crítica política, es imprescindible ver la entrevista que hicieron antes de ser seleccionados, en la que parodiaban la ultraderecha como si fuesen unos excéntricos robots nazis.

4. Suecia

Suecia cada año es el rival a abatir. Como siempre, está en lo alto en las casas de apuestas, aunque quién sabe si por la calidad de la canción o por el prestigio habitual del país, que hace que sea sobrevalorado en demasiadas ocasiones. Este año, John Lundvik presenta Too Late For Love, un himno que mezcla pop y góspel con una gran potencia vocal y una combinación de voces muy harmónica. Un gustazo para los oídos, aunque quizá es una canción demasiado sobria que prefiere emocionar a divertir.

5. Italia

El artista encargado de representar el país es Mahmood con una canción en italiano con toques árabes, que hacen referencia a la herencia cultural de su padre, de origen egipcio. Soldi es el título de la canción, un tema caballo entre el pop y el R&B con un videoclip y una estética que responde a la cultura urbana del extrarradio.

6. Portugal

En pleno auge de lo urbano y del trap, Portugal envía de la propuesta más moderna de la edición. El artista encargado de representar el país es Conan Osíris con Telemóveis, un interesante fado tecno, es decir, una mezcla de lo tradicional y lo contemporáneo que a algunos les podría recordar —salvando las distancias— a artistas como C. Tangana o Bad Bunny. Claro está, en su versión portuguesa.

7. Chipre

Tamta representará Chipre con Replay, típica canción que suena a verano, con un estribillo movido muy discotequero que promete bailar hasta sudar. El problema: es un Fuego 2.0. Se nota que el año pasado funcionó bien y han decidido enviar más de lo mismo, con una base ligeramente diferente. Aun así, a esta canción le falta el poderío de Fuego y a Tamta la presencia de Eleni Foureira, la Beyoncé del Mediterráneo.

8. Suiza

La mayoría de casas de apuestas le dan la cuarta posición. La canción, de Luca Hänni, se titula She Got Me y es el típico tema Eurodance que consiste en versos fáciles sobre un ritmo pop pausado que estalla en un potente estribillo sin letra. ¿Te suena? Sí, es la misma canción que ha sonado desde 2000 cada año en Eurovisión pero que, aun así, sigue petándolo en las radios europeas.

Sobre España, La Venda es una de las canciones con más visitas en YouTube de las entradas de este año. Aun así, la mayoría de casas de apuestas sitúan a Miki entre las posiciones 15 y 20. Probablemente este año quedaremos más alto que Amaia y Alfred, pero, aun así, si queremos llegar al top 10 (algo que desde Ruth Lorenzo en 2014 no logramos), tendremos que llevar una escenografía muy, muy llamativa que nos haga llegar hasta arriba en el interés del público.