5 series de animación para adultos que deberías estar viendo

Creemos que las series de animación están pensadas para niños. Pero eso es falso. Hay muchas en televisión pensadas específicamente para el público adulto. Estas son cinco

Desde Rick y Morty tenemos claro que la animación es, de todo, menos para niños. Dibujos que juegan con la violencia, el sexo y los insultos soeces, pero, sobre todo, con las reflexiones inteligentes y maduras. También gracias a películas como La tumba de las luciérnagas aprendimos que hay realidades demasiado duras como para ser contadas por actores, y que a través de tinta, podemos descubrir historias que ningún actor querría asumir emocionalmente.

Si eres un apasionado de Studio Ghibli, o de Rick y Morty, o de Padre de Familia o, incluso, de Los Simpson, estas seis series de animación americana te dejarán enganchado a la tele, y las disfrutarás como cuando eras un crío.

1. BoJack Horseman

Resultado de imagen de princess carolyn gif

Esta serie de Netflix es una odisea en busca de la felicidad. La acción se desarrolla en un mundo paralelo en el que los animales son antropomórficos y conviven en un estatus de igualdad con los humanos. El protagonista, BoJack, es un caballo y una antigua estrella de televisión que, después de llegar a lo más alto, se dio cuenta de que no tenía nada y que su vida era solo una cadena de fracasos.

A través de las historias de sus allegados, la serie explora cómo es vivir siempre andando por el borde del precipicio de la desafección vital, en donde con un pequeño traspié puedes acabar en el fondo de un abismo de tristeza y desesperación. Todos están perdidos en la vida porque, o bien no han llegado donde querían llegar, o bien cuando lo tuvieron todo descubrieron que todo se convierte en nada si no tienes un motivo para salir de la cama cada mañana.

La serie, que ya está en su quinta temporada, explora realidades nunca tocadas en televisión. Como que casi siempre que persigues objetivos a largo plazo es porque te sientes miserable en el ahora. Y que, probablemente, cuando llegues a ese objetivo final, te darás cuenta de que no eres feliz. Porque el problema no es que no estás donde debes estar, sino que no eres feliz estés donde estés. Una hostia de realidad, de las que dejan marca en el fondo de tu ser.

2. Over the garden wall

Resultado de imagen de over the garden wall pumpkin gif

Over the Garden Wall es como si El viaje de Chihiro y Stranger Things tuvieran un hijo. Tiene una estética de cuento de hadas pero con un toque macabro y surrealista que el diario británico The Guardian describe como 100 portadas de Arcade Fire, aunque también recuerda al Tim Burton de Pesadilla antes de Navidad.

La serie trata las aventuras de dos hermanos perdidos en un tenebroso bosque llamado ‘El desconocido’. Cada capítulo se centra en una historieta de monstruos, fantasmas y brujas que, aunque siempre tienen final feliz, te dejarán un poco desgarrado, con una sensación de extraña nostalgia, porque el hilo en común de todos los personajes es cómo afrontan la muerte, la culpa y la pérdida de seres queridos, un tema duro que se trata con dulzura y delicadeza.

La trama principal es la de ‘la bestia’, un monstruo —que da muy mal rollo, incluso para un adulto— que les persigue durante toda la serie y del cual poco se sabe hasta el final. Un monstruo tan misterioso como el Devorador de mentes pero mucho más interesante e intrigante. Over the Garden Wall es una delicia de 10 capítulos de 10 minutos de duración que devorarás más rápido que una pizza fría cuando vuelves de fiesta. Solo tiene una temporada, disponible en Netflix.

3. Big Mouth

Estrenada en 2017 es uno de los éxitos de animación de Netflix. Tiene al famoso comediante Nick Kroll como cocreador y es un soplo de aire fresco a las series de comedia adolescente de la tele, centrándose en un aspecto hasta ahora inaudito: el paso de niños a adolescentes, el despertar de las hormonas y el autodescubrimiento de un cuerpo que se está convirtiendo en adulto.

La serie empieza con la aparición del monstruo de las hormonas, un bicho peludo y fálico que encarna el primer despertar sexual adolescente. Él interpelará a un grupo de jóvenes a masturbarse y a descubrirse sexualmente, a tomar decisiones impulsivas y, en definitiva, a hacer lo que hacen los adolescentes hormonados.

Pero lo más interesante es que el monstruo de las hormonas también visita a los personajes femeninos y explora la regla, el crecimiento de los pechos o la vergüenza por ser sexualmente activa en una sociedad que reprime las necesidades de la mujer. Una serie que es de animación porque sería demasiado explicita para actores reales y que te hará ver la adolescencia de una forma nunca tratada en televisión, todo adobado con un chistes verdes y humor negro.

4. Archer

Agentes secretos disfucionales que trabajan para el ISIS. El Servicio Secreto de Inteligencia Internacional (International Secret Intelligence Service), por supuesto. El nombre de la agencia ya lo dice todo: es una serie de puro humor negro, de ese que o te saca la carcajada o te manda directamente a Twitter a criticarlo. Muy en la línea de Padre de Familia.

Resultado de imagen de archer pam gif

Es una parodia del agente 007, con espías que meten mano a alijos de cocaína como Winnie The Pooh al tarro de miel y con “chicas Bond” que son prostitutas, robots o amazonas contemporáneas. Van por la novena temporada y, aunque se han sabido mantener con cierta dignidad, ya se nota en sus chistes que ha ido perdiendo el fuelle.

5. Gravity Falls

Es una serie infantil que pueden disfrutar jóvenes adultos, y mucho. Cualquier hombre o mujer que, entrada en su madurez, la haya visto, te dirá que es una maravilla. Algunos, hasta te dirán que es la obra maestra de Disney. Forbes, por ejemplo, la califica como el “mejor programa en la televisión”.

Gravity Falls son las aventuras de dos hermanos que resolverán misterios sobrenaturales y se enfrentarán a villanos paranormales. Como una mezcla entre Scooby Doo y Martin Mystery. Los personajes son interesantes a la par que adorables, y pese a emitirse en el canal Disney, la línea argumental está perfectamente hilada, incluso mejor que en muchas series ‘para adultos’. Un rasgo compartido entre las cinco series de la lista, que tratan temas tan adultos como el vacío existencial, las drogas, los excesos y la muerte. Todas tan diferentes como imperdibles.