5 películas de Almodóvar que te convencerán de que su cine sigue estando de moda

Con el tiempo, el director más famoso del cine español, ha empezado a tener deslices imperdonables, pero su carrera es una joya

Pedro Almodóvar, el director canoso, corpulento y gay que cada cierto tiempo vuelve con una película. Seguramente, tienes la sensación de que esto es así desde que naciste. Que Julieta, Los abrazos rotos o Los amantes pasajeros es lo mejor que puede dar este director de cine al que relacionas con tus padres y con la marca España. Justo hace una semana que se lanzó su última película, Dolor y Gloria, que ha recibido mejores críticas de lo que ya cualquiera esperaba. No entiendes por qué el hombre tiene tanto éxito y tal vez en esta ocasión haya llamado tu atención por haber fichado a Rosalía, aunque ya habrás visto la escena en su Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoy ha sido un día precioso... He hecho mi primera escena de cine... Yo de pequeña veía con mi madre y mi hermana las películas de Pedro y las mujeres que las protagonizaban me parecían de otro mundo y a la vez tan familiares. Mi vida siempre ha sido cantar, tocar, bailar, interpretar y de verdad lo digo que desde pequeña soñaba con hacer algo así... Hoy he estado de rodaje con la nueva película de Almodóvar que saldrá el año que viene. Doy gracias a Dios por haberme permitido trabajar durante todos estos años, por darme claridad en mi camino y por hacer que hoy haya podido formar parte de esto. Nunca abandonéis aquello que os haga realmente felices❤️ gracias @eldeseo_

Una publicación compartida de ROSALÍA (@rosalia.vt) el

Pues bien, Almodóvar se merece un respeto y ha hecho grandes películas y hasta se adelantó a su tiempo. Estas son sus cinco obras maestras, aunque como pasa con todo lo bueno, la lista puedes adaptarla a tus gustos. Lo bueno es que todo el universo de Almodóvar, tan cargado de simbología española y referencias artísticas de todos los niveles, está en Netflix.

Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980)

La primera película de Almodóvar es también la más punk. España estaba apenas saliendo del franquismo y el manchego se atrevió con una película sobre tres mujeres con tintes lésbicos que le hizo ganarse para siempre la etiqueta de director queer. La lluvia dorada de Alaska se quedó en la memoria de todo el mundo, igual que Carmen Maura sobornando a un policía para que no la multe por tener plantas de marihuana en el balcón. Hagas lo que hagas, ponte bragas.

Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988)

Si existe la expresión "chica Almodóvar" es porque el director es experto en representar la psicología femenina. Las contradicciones e intimidades de las mujeres son las protagonistas de toda su carrera y Carmen Maura y Penélope Cruz son las que más veces se han puesto bajo la batuta del director. Mujeres al borde de un ataque de nervios es un delirio constante de embarazos, divorcios e infidelidades, una trama surrealista e irónica sobre la locura.    

Todo sobre mi madre (1999)

La única película del director que pasa en Barcelona es un drama sobre las relaciones de las madres y sus hijos, sobre cómo los trasplantes de órganos salvan vidas y sobre la magia del teatro. La tristeza de Manuela (Cecilia Roth) es desgarradora, pero la historia también deja espacio para la comedia y el monólogo de La Agrado, una prostituta transexual, es una de las escenas más recordadas del cine español. Ganó el Oscar a mejor película extranjera.

Hable con ella (2003)

 

Nadie quiere justificar una violación, pero el arte existe también para explorar todos los rincones de la miseria humana. Una torera y una bailarina en coma, un enfermero perverso, un esposo angustiado y un guion que pasa del presente al pasado y al futuro. No en vano ganó el Oscar a mejor guion original en 2003.

Volver (2006)

Voler puede ser una de las primeras pelis que recuerdes de Almodóvar y fue, para muchos, su último hit. Penélope Cruz está deslumbrante y la calidez y cercanía de los personajes enterneció a todo el mundo. Como siempre, tragedia y humor combinan en esta cinta con mucha pasión y dolor. Almodóvar incomoda por sus estridencias y exageraciones, pero al fin y al cabo, es su forma de narrar dramas que nos tocan a todas, porque lo que ha hecho ha sido contar la historia de las mujeres de nuestro país.

Dolor y gloria se ha visto como el final de una trilogía que cuenta su vida como un niño marcado por la iglesia y limitado por la tradición. Tiene fans y detractores pero lo que es innegable es que ha puesto el cine español en la escena internacional contando con amor y con rabia las historias de nuestras incongruencias.