5 mujeres que dijeron NO al Photoshop

“Verte, no reconocerte y descubrir que tu imagen está en manos de personas que tienen un sentido de la belleza totalmente irreal”. Esta fue una de las denuncias de Inma Cuesta al ver el resultado de sus fotos publicadas en la revista Dominical, porque así era como se mostraba su imagen: un cuerpo sin imperfecciones, sin rasguños. Un cuerpo perfecto que no parecía haber sido esculpido por el paso del tiempo porque entre esas páginas solo había mentira, y la mentira era sinónimo de belleza.

Estas son las matemáticas a las que se enfrentan las grandes celebridades en el mundo de la moda. Una ecuación fantasma que retoca, restaura y recompone imperfecciones por considerar feo lo que en realidad debería ser bello. Mujeres sin arrugas, sin caderas, sin vello, mujeres cosificadas que nada tienen de auténticas porque nada tienen de reales. Estos son los ejemplos de cinco mujeres que dijeron 'no' al Photoshop porque la belleza es siempre honesta y la verdad, expresada con franqueza, es la única arma sensual que servirá de ventana al cambio.

Keira Knightey

La delicadeza siempre ha tenido nombre de Keira Knigthley. Con un cuerpo casi diminuto y delgado, sus pechos siempre han estado en el punto de mira. Rara ha sido la vez en que ninguna revista o marca haya realizado sus retoques para maximizar la forma de sus senos. Para contrarestar esta práctica, decidió posar desnuda con la condición de que sus fotos no se retocaran. “Para mí sí es importante mostrarle al público que la talla no es importante”, confesó en una entrevista.


Beyoncé

Con las curvas de Beyoncé se va a todas partes menos a una campaña de H&M. Al menos este parece que fue el razonamiento del equipo de diseño cuando, al tratar las imágenes de la cantante, decidió que era mejor darle a la varita mágica y deshacerse de algunas partes del cuerpo que molestaban a los ojos. Por supuesto, la ira de Benyoncé se desató al comprobar la manipulación de las imágenes y obligó a la compañía textil a publicar todas y cada una de las fotos de la sesión sin ningún tipo de retoque.


Kate Winslet

En 2003, le plantó un par de ovarios al asunto y denunció el excesivo retoque de su cuerpo en la revista GQ. Según la actriz, la revista retocó tanto sus piernas que parecían endebles y minúsculos alfileres. Lo más increíble de todo es que, paradójicamente, la entrevista se centraba justamente en eso: en el absurdo planteamiento de estar delgada para sentirse atractiva.


Demi Lovato

Defensora de aceptarse como uno mismo es, Demi Lovato se siente cómoda con su piel y quiso mostrarse desnuda ante la cámara para recordar que el cuerpo sin retoques y el rostro sin maquillaje también es la máxima representación artística del concepto de belleza. El reportaje publicado en Vanity Fair en un hotel neoyorkino contó apenas con efectos de iluminación y restringió totalmente la posibilidad de utilizar cualquier herramienta que no mostrara su cuerpo tal y como era.


Lorde

Está orgullosa de su acné y no tiene ningún problema en llenar su Instagram de fotos reales de ella misma con crema para los granos. Porque sí, las famosas tienen granos y no pasa absolutamente nada. A sus cortos 17 años y con las imperfecciones que acechan a cualquier persona en la pubertad, cree que igual de musa puede ser ella que Taylor Swift. Consciente de la influencia que tiene en los jóvenes, denunció en su Twitter el tratamiento de dos imágenes fotografiadas el mismo día. ¿Encuentras las siete diferencias?

¿Hay algo más honesto y maravilloso que la imperfección de un cuerpo real? Pues no, no lo hay.