En qué supermercados deberías comprar si no quieres cargarte el planeta

Aunque se han prohibido las bolsas de plástico en los supermercados, la fruta, la verdura y muchos otros productos siguen vendiéndose con contaminante plástico

¿A qué súper vas a comprar? En España hay de todo tipo, desde internacionales hasta locales. Al final, acabas escogiéndolo según si tienen tus marcas favoritas, la proximidad a tu casa y los precios. Muchísimas veces también los escogemos por su variedad en comida real o los descartamos por su exceso de ultraprocesados, esos productos industriales que, como nos explicaba Carlos Ríos, se han convertido en una epidemia sanitaria de la cual no se habla lo suficiente. Pero, ¿alguna vez has escogido los supermercados por su impacto medioambiental?

En los últimos meses está creciendo la preocupación de los consumidores. A principios de año se hizo viral la polémica decisión de Carrefour de vender mandarinas peladas en bandejas de plástico no reutilizable. Lo cual hace que las políticas de cobrar por las bolsas de plástico sean absurdas: ¿de qué sirve frenar la producción de bolsas de plástico si todos los productos van envuelto en el mismo material, igual de contaminante?

Para satisfacer esta demanda de concienciación ecologista, Greenpeace España se ha reunido con las principales cadenas de supermercados (Eroski, Aldi, Mercadona, Lidl, Día, Carrefour, Alcampo y El Corte Inglés) para analizar sus políticas del plástico. Ha evaluado diferentes factores, como el desarrollo de planes para eliminar plásticos de un solo uso, el fomento de los envases reutilizables o vender fruta a granel y no en bolsa.

Al final, según el análisis, las noticias no son especialmente buenas. Ninguno de estos supermercados ha llegado al 6,5 de media, lo óptimo para decir que su gestión del plástico es buena. El que tiene más puntuación, Eroski, ha sacado un 6,2, seguido por Aldi y Mercadona, con un 5. El resto, Lidl, Día, Carrefour, Alcampo y El Corte Inglés, están suspendidos. Este último con la peor nota: un 3,4.

Lo que ha encumbrado a Eroski al tope de la lista es su fomento de envases reciclables y su transparencia sobre su huella ecológica (es decir, no esconden ni falsean datos). “También se han comprometido a aumentar la venta a granel al menos en un 5% en algunas tiendas durante 2019, llegando a tener hasta el 64% de fruta y verdura a granel, e introducirán mallas reutilizables para poder adquirirlas sin un envase de usar y tirar. Por ahora, Eroski ya vende exclusivamente a granel múltiples productos”, indica el estudio.

Las malas notas de supermercados como Carrefour se deben a que no eliminan el plástico sino que lo sustituyen por uno reciclable, que si se tira al medioambiente contamina igual. “Por ahora, están sustituyendo gran cantidad de los plásticos de un solo uso por otros materiales biodegradables, compostables o reciclables, que en el medioambiente seguirán causando impactos negativos y no nos alejan de la cultura del usar y tirar. Aunque se han comprometido a eliminar todos los plásticos de su fruta y verdura BIO, solo eliminarán los que no sean reciclables, por lo que podríamos seguir encontrando envases de plástico reciclables en fruta y verdura BIO”, asegura Greenpeace.

Para mejorar esta nota, Carrefour se ha posicionado y ha anunciado que permitirá a los consumidores comprar productos y cargarlos en sus tuppers en cambio de tener que comprarlos en una bandeja de plástico. Sin embargo, El Corte Inglés, último de la lista, no se ha manifestado respecto a sus políticas de plástico que, como asegura Greenpeace, están por debajo de los mínimos. Así que, con esta información, depende de ti que tu compra semanal tenga una menor huella ambiental.