La jornada 996: el infierno laboral en China que mató a una empleada de cansancio

Trabajaba para Pinduoduo, por si no te suena, es una empresa del estilo Aliexpress... la cual también practica esta forma de explotación: trabajar de 9 a 9, seis días a la semana

Era la 1:30 de la madrugada, 29 de diciembre. Zhang, una chica de 22 años de Urumqi, una ciudad china, volvía a casa andando. Estaba cansada, llevaba mucho tiempo trabajando. Se lo dijo a sus compañeros de trabajo, que no se encontraba bien, que se sentía exhausta. Se despidió de ellos y, mientras la veían alejarse, se agarró el estómago y cayó al suelo. La ambulancia llegó rápido y se la llevaron a un hospital: seis horas intentando revivirla en vano. Murió por sobrecarga de trabajo, por torturar su cuerpo hasta el agotamiento.

Era trabajadora de Pinduoduo, una mezcla entre Facebook y Groupon, una red social que quiere imitar el “ir de compras”, pero online, donde puedes comprar desde casa y, si lo haces con amigos, cada uno desde casa, hay descuentos. Es una de las empresas del e-commerce más importantes de China y del mundo, y es competencia directa de Alibaba y Aliexpress (del mismo grupo). También está acusada de explotar a sus trabajadores con la jornada laboral 996, que cada vez más empresas del comercio digital y la producción tecnológica están adoptando y que ya se ha cobrado varias víctimas mortales.

La 996 consiste, como explica Business Insider, en trabajar de 9 de la mañana a 9 de la noche, seis días a la semana. Es decir: explotación pura y dura. El primero en establecer estas jornadas fueron Jack Ma, fundador del grupo Alibaba (sí, tu querido Aliexpress participa de esta explotación), y Richard Liu Qiangdon, creador de la conocida JD.com. Y todo bajo la retórica capitalista de que si te esfuerzas mucho lograrás resultados, haciéndole creer a sus trabajadores explotados que saldrán de la pobreza si se esfuerzan. O así lo perjura Ma, que hoy en día es el hombre más rico de China, y que dijo en 2019 que para él fue “una bendición” trabajar jornadas de 72 horas semanales de joven porque le enseñó disciplina y gracias a ello llegó donde está.

Obviamente, hay mucha oposición a estas jornadas, y la muerte de Zhang ha despertado una oleada de críticas en el país. "Todos nosotros, la gente obrera, estamos sacrificando nuestra salud a cambio de un sueldo", dijo una cuenta oficial de Pinduoduo en sus redes y que fue borrado rápidamente, pero que se hizo muy viral porque reflejaba la dura realidad de millones de trabajadores en el país. La empresa luego dijo que no era verdad y que “tenía el corazón roto” por la muerte de su empleada. Ahora, la compañía está siendo investigada por el gobierno de Shanghái.

Como recuerda Business Insider, estos casos drásticos reflejan una triste realidad: muchos de los productos en tiendas online chinas (o que producen en el país) en las que estamos comprando se producen en estas condiciones esclavistas. “Trabajamos todos los fines de semana. Nuestros cuerpos han estado en condiciones de sobrecarga durante un período demasiado largo”, denunciaba un empleado anónimo, afectado por la explotación 996 al diario The Wall Street Journal. “Nadie debería seguir ignorándolo”, concluía. Ni en China, ni en España porque, como dejó clara la muerte de un temporero el año pasado, aquí también se cometen abusos laborales.