Una Vuelta Por Algunos Tatuajes Del Mundo (Y Su Significado)

Los piercings y los tatuajes son una de las expresiones más antiguas del arte corporal y están presentes en prácticamente todas las civilizaciones. No estamos hablando de las típicas letras chinas que se hace todo el mundo (que ya están demasiado vistas) y tampoco de los tatuajes de “amor de madre” (que son una macarrada), sino de tatuajes con alma. Esos que se llevan haciendo desde hace cientos de años en diferentes culturas y que tienen un significado más allá del adorno corporal.

Los tatuajes femeninos en la India

mehndi-india-codigonuevo

Es una tradición que las mujeres en la India se hagan un tatuaje menhdi antes de la boda como símbolo de la felicidad y la unión conyugal. Es una práctica que se remonta 5.000 años atrás y muy femenina, ya que son las mujeres las encargadas de pintar a la novia antes de entregarse a un hombre. Una vez casada, la mujer india no podrá realizar las labores de hogar hasta que el tatuaje se borre y será el hombre quien asuma temporalmente estas tareas. Más una seguro que intenta no frotarse en la ducha para que no se le borre jamás.


Sak Yant, los tatuajes que protegen el alma en Tailandia

tailandia-tatuajes-codigonuevo

Los tatuajes pueden llegar a tener poderes sobrenaturales para los tailandeses, poderes que serían incluso más intensos si se hacen en la cabeza (que es la zona más sagrada para los budistas). Generalmente son textos religiosos abreviados y animales sagrados, como serpientes, elefantes o tigres. El Sak Yant es un tipo de tatuaje que representa, en definitiva, los códigos morales del budismo. Eso sí, cada vez son más los turistas que viajan a Tailandia en busca de uno de estos tatoos y ellos son los que los han puesto de moda también en el mundo occidental.


Manos cubiertas de henna en el mundo árabe

henna-arabe-codigonuevo

Si lo pruebas te sentirás como la Princesa Jazmín en la película Aladdin. Esta práctica forma parte de los rituales de belleza femeninos en muchos países de mundo y se ha convertido en un estilo de vida en el caso del mundo árabe. Desde hace miles de años que las mujeres en África, la India, Oriente Medio y el Sur de Asia decoran sus manos y sus pies con elaborados dibujos de henna. Un mejunje que preparan minuciosamente con hojas de henna molidas con eucalipto y agua de azahar que curiosamente rebajan la temperatura de la piel. Y para que nadie te engañe: si la pruebas debes saber que la verdadera henna nunca es de color negro, sino anaranjada o marrón.


Ta Moko, el tatuaje maorí

Parece doloroso (más de lo normal para un tatuaje), y efectivamente lo es. Y mucho, porque el pueblo indígena de Nueva Zelanda se tatúa usando cinceles de huesos de albatros en vez de la aguja moderna. La piel queda agrietada y llena de estrías y la marca es permanente. Más allá de lo estético, su significado se ha convertido en un reclamo cultural y turístico más, ya que se les practicaba a las personas de alto rango en las tribus y se trataba de un ritual que daba comienzo a la edad adulta. Por otro lado, los maories se tatuaban para parecer más atractivos al sexo opuesto, marcando sus nalgas, pecho e incluso la cara en ambos sexos.