Una tinerfeña te cuenta lugares mágicos de Tenerife que los turistas no conocen

Son algunos de los tantos sitios locales que no aparecen en las guías tópicas de viajes y, además, explicadas por alguien que se ha criado allí

No he viajado mucho. No he tenido grandes oportunidades de conocer el planeta. Por eso, desde toda la humildad y, en realidad, sin ningún tipo de reparo, voy a proclamar a los cuatro vientos que Tenerife (Islas Canarias) es uno de los lugares más hermosos que he visto. ¿Y por qué lo considero así? Porque he tenido la oportunidad de ver sus rincones secretos y los puntos que hacen de esta isla, un punto único en el mundo. Nada de lo que aparece en las guías turísticas puede haceros ver la riqueza del lugar. Justamente por ello, si planeáis un viaje a este paraíso insular, las mejores claves para conocer a fondo este destino serán las dadas por alguien que se ha criado allí. Atentos.

Playa de Benijo (Almáciga)

Usuario

Tenía 13 años cuando conocí este rincón mágico situado al norte del distrito de Anaga, al que pertenece. Unas escaleras de madera en zigzag conectan el acantilado con la playa salvaje de Benijo a la que, de hecho y por culpa de las mareas, a veces no se puede acceder. Esta playa virgen de arena negra es frecuentada por personas locales de la isla, apenas algunos turistas han podido conocerla. Es una de las recomendaciones personales que siempre hago. Aunque hay que tener precaución: el mar entra, en ocasiones, con mucha fuerza. Y cuidarla, claro, para que siga siendo una playa de ensueño.

Restaurante Bodegón ‘El Nervioso’(Tegueste)

 

Comida Canaria de invierno 😋

Una publicación compartida de Manuel C. Megolla Perez (@megollaperez) el

En las proximidades del Aeropuerto del Norte-Los Rodeos se encuentra este famosísimo guachinche —como se le llama a un establecimiento propio de Tenerife en el que se ofrece comida tradicional— que ha adquirido el nombre por su dueño, Juanito ‘el Nervioso’. El plato estrella de este lugar son las costillas con piña y papas. Y no, la piña no es la fruta: es una mazorca de maíz. Se trata de un plato típico y que es casi una obligación probar. En este maravilloso comedor se pueden probar, además, las famosas papas arrugadas con mojo verde (o rojo) y distintos platos de la tierra como carne con papas o queso a los dos mojos. No hay apenas turistas y es baratísimo. Eso sí, puede haber cola para disfrutar de una mesa.

Cueva Tancón (Santiago del Teide)

Saltando a la otra parte de la isla, al sur, donde la mayor parte del año hace calor se encuentra Puerto Santiago, una localidad costera que pertenece a Santiago del Teide. Allí, en ese rincón en el que la naturaleza ha formado esta conjunción maravillosa de roca volcánica y océano Atlántico se encuentra una de las cuevas más sorprendentes de toda Canarias: la Cueva Tancón. El agua cristalina va moviéndose con ansia gracias a una abertura que conecta con el exterior. Hay que tener cuidado porque si la marea está alta o fuerte es posible chocar contra las rocas. Si el agua está tranquila la experiencia se potencia gracias a la oportunidad de observar de cerca el fondo marino. A pesar de que es un espacio natural que está casi al lado de un hotel, aún sigue siendo un rincón secreto.

Guachinche 'La Huerta de Ana y Eva' (La Matanza)

Facebook

El norte de la isla de Tenerife, muy a diferencia del sur es que suele estar nublado: se trata de un lugar donde hay muchísima humedad. Este clima tan diferente entre una parte de la isla y otra es un punto más hacia la riqueza y la variedad de paisajes que pueden encontrarse. Así, el norte tiene una vegetación espesa, todo es muy verde. Concretamente en La Matanza se encuentra uno de los lugares de comida tradicional mejor valorados de todo Tenerife: La Huerta de Ana y Eva. Uno de los aspectos que destacan en los guachinches es que cuentan con comedores donde suele haber vegetación y hacen que te sientas como en casa. Este lugar es un ejemplo de ello. ¿Sus platos estrella? Ropavieja o carne fiesta. El primero es un plato hecho con carne desmenuzada con una base de guiso o puchero, ideal para el invierno. El segundo es un plato que une trozos de carne de cerdo condimentado con papas fritas, se come mucho en celebraciones como las fiestas de pueblo.

La Playa del Bollullo (La Orotava)

WebTenerife

Siguiendo de paseo por el norte de la isla es posible descubrir el Bollullo, una playa de arena negra que se mezcla con las formaciones volcánicas que tiene en sus laterales e, incluso, dentro del mar. Es un espacio que frecuenta la gente local porque su acceso es bastante limitado y, aunque el camino es sencillo, hay que conocerlo para poder dar con ella. Es una playa con un fuerte oleaje casi durante todo el año, por eso es importante tener precaución a la hora de adentrarse en el agua. Esos 160 metros de costa salvaje la hacen una de las playas del norte más importantes. Y ahí es posible desconectar, casi a los pies del Teide.

Hay decenas de rincones especiales en esta isla que faltarían por nombrar. Si empezara a escribir sobre todo lo increíble que hay en Tenerife no podría acabar. Para ver con algo más de detalle el paisaje tan variado que existe siempre recomiendo la cuenta de Instagram de Marcos Herrero que explora a fondo la isla y comparte las fotografías de los sitios únicos que hay por conocer. Y no solo por la gente que viene de visita sino también por las personas que viven allí.