Recorrieron Cuba fotografiando cada momento, cada instante, cada lugar

Un cartel con la cara del Che y una bofetada de humedad caribeña te reciben al aterrizar en el aeropuerto José Martí de La Habana. Afuera espera la capital cubana, una ciudad con muchas caras pero con una sola sonrisa, la de su gente. Esa gente a la que si hay algo que no podrán bloquearles nunca será la generosidad y la empatía.

Cuba Lost Kids

La Habana es un laberinto diseñado para encontrarse a uno mismo.

Un círculo cromático en el que el  gris está prohibido.

Un constante caos que pacifica.

afueras Cuba

Cuenta la historia que a la ciudad acudían y acuden numerosos artistas de todo el mundo en busca de renovarse tanto ellos como su obra. No me extraña. Caminar por La Habana regala poemas al poeta, cuadros al pintor y novelas al novelista.

En La Habana no hay psicoanalistas. No se necesitan. La propia ciudad se encarga de vaciarte de principio a fin para después llenarte de nuevo.

niño cuba codigo nuevo

Para tres chavales con más sueños por cumplir que realidades, La Habana supone un comienzo, una lección de vida en todos los sentidos. Hacer milagros es el día a día de cualquier cubano. Ellos lo llaman 'resolver' . Se lo plantean como un continuo reto, y el optimismo con el que lo afrontan realmente hace replantearse muchas cosas.

Durante siete días recorrimos la ciudad fotografiando cada instante, como si la máquina de fotos quisiera alcanzar a unos ojos y unas cabezas que no paraban de guardar recuerdos..

Desde el viejo sentado en la plaza de la Catedral fumando un habano, hasta la mujer que baila como si no fuese a haber un mañana en una terraza de la Floridita. Cierro los ojos y la veo arrancarse a bailar un bolero. Baila y baila diciéndole al mundo que nada ni nadie va a detener su baile.

hombre Cuba codigo nuevo

El sabor de los plátanos del desayuno, la brisa paseando por el Malecón, las vistas desde la terraza de nuestra casa o un cubalibre en cualquier terraza de La Habana Vieja. Todo son momentos que ya nos pertenecen. Cuba es un lugar que te coge el corazón para hacer con él lo que le da la gana y luego te lo devuelve como si nada. Cada detalle inspira y guarda un regalo al alcance de aquellos cuya sensibilidad sea suficiente como para apreciarlo.

Viajar es una suma continua de hogares. Es nacer y morir a cada instante. Darte cuenta de ello y aceptarlo es necesario. Nosotros de La Habana volvemos vivos, pero no iguales. Una parte nuestra  se ha quedado allí, esperando paciente con la seguridad del que no se siente abandonado.

calles Cuba Lost Kids

Y es que La Habana es el peor sitio para abandonar algo.

Porque siempre se vuelve.

El 4 de mayo estaremos presentando nuestro roadtrip por California, a las 19:00 horas en Nasty Garage. Si quieres venirte a tomar unas cervezas con música y buena compañía, te lo explicamos todo en nuestro evento.