Países Poco Visitados Y Que Esconden Auténticas Maravillas Para Los Viajeros

Son lugares poco explorados, pero no por eso menos interesantes que otros que reciben cada año millones de visitas. Son destinos para viajeros, no turistas; para aventureros, no conformistas; para atrevidos, no cobardes. Reinos que han sido eclipsados por sus vecinos, islas perdidas en medio del océano a las que solo se puede acceder en barco, países selváticos que nada tienen que ver con el Amazonas o culturas ancestrales que sobreviven al paso del tiempo. Si te consideras viajero y no turista, esto es para ti. Son los cinco lugares que sin duda alguna deberías visitar:

Bután, la tierra de los dragones del trueno

butan-cultura-codigonuevo

Dicen que Bután es un reino desconocido. Y lo es. Quizá por sus numerosas restricciones a visitantes. Pocos saben que, aunque este país del sur de Asia es bastante seguro, en él está terminantemente prohibido viajar por libre. Siempre deberás ir acompañado de un guía. A lo largo de su historia ha vivido eclipsado por sus vecinos: China e India. Este aspecto, sumado a los pocos visados que se expiden a las restricciones, es una manera clara de controlar el turismo sin caer en el aislamiento total de Corea del Norte.

Si consigues la visa y un buen guía, el viaje no puede ser más enriquecedor: senderismo en el Himalaya, expediciones en la selva, festivales buditas, antiguas fortalezas en las colinas y su gran patrimonio cultural. Son sus habitantes los que han rebautizado a Bután como la tierra de los dragones del trueno. Cuando pongas un pie allí te darás cuenta de su riqueza cultural y natural, y su escasa riqueza democrática. Sobran las palabras si te cuento que sus primeras elecciones 'democráticas' se celebraron en 2008.

Recomendación: para llegar a Bután lo más sencillo es hacerlo en avión desde India o Nepal. Las fronteras terrestres son prácticamente impracticables.

Moldavia, el almacén vitivinícola en Europa

Moldavia-paisaje-codigonuevo

Moldavia pasa desapercibido entre los países del este. La fama en este caso se la llevan otros lugares como Rumanía, Bulgaria, Croacia o Ucrania. Son pocos los que se plantean descubrir un país como Moldavia y, a mi juicio, están muy equivocados. Es un territorio tan desconocido que te sorprenderá saber que Moldavia es una potencia vitivinícola con unas de las mejores bodegas de vino del planeta.

Así que si eres fan del vino debes saber que a muy pocos kilómetros de la capital, Milestii Mici alberga 250 kilómetros de barricas y dos millones de botellas de vino. De hecho, en 2007 se llevó el Premio Guinness por ser la bodega más grande del mundo. Sin embargo, eso no ha evitado que Moldavia sea el país más pobre de Europa.

Y, para desconocida, Transnistria, una pequeña región moldava entre el río Dniéster y Ucrania, autoproclamada república independiente en los años 90. Lo curioso de Transnistria es que desde entonces no ha sido reconocida por ningún país de la ONU.

La República de Nauru, un minipaís de lujo

nauru-obesidad-codigonuevo

Nauru, un diminuto Estado de Oceanía, es el tercer país independiente más pequeño del mundo con 21 kilómetros cuadrados y poco más de 9.000 habitantes, después incluso del Vaticano y Mónaco. Pero lo que más me llamó la atención es que es el único país que no tiene capital oficial, ya que no existen ciudades delimitadas dentro de su territorio.

Nauru es un paraíso en la Tierra. Además de sus playas de infarto al sur del Ecuador, te recomiendo que visites la laguna de Buada, la meseta volcánica de la isla norte y la bahía de Anibare.

Como curiosidad, algunos hablan de Nauru como la isla de los ricachones obesos. Seguro que no te imaginabas que una recóndita isla del Pacífico tuviera más del 90% de la población obesa o con sobrepeso, por delante incluso de Estados Unidos.

Claves para llegar: en la actualidad Nauru tiene su propia aerolínea (Air Nauru), con vuelos regulares desde Australia, Micronesia, Kiribati, Islas Salomón, Fiyi y Filipinas. Se puede llegar por aire, pero también por mar gracias a la compañía Nauru Pacific Line.

Gabón, el pulmón verde de África

playa-gabon-codigonuevo

Gabón es la maravilla verde desconocido de África, un santuario de la biodiversidad perdido en el continente vecino. Este pequeñísimo país en la Cuenca del Congo es el segundo pulmón verde del mundo por detrás del Amazonas con el 85% del territorio cubierto por junglas vírgenes que llegan hasta la costa. ¿Te imaginas una playa en la que pasean los elefantes, en la que toman el sol los hipopótamos, en la que nadan los delfines y desovan las tortugas? Aunque esa imagen parece sacada de una película o de un libro de aventuras de los antiguos exploradores, en las playas de Gabón esto es una realidad.

Pero hay más. Este país esconde una peculiaridad casi nunca vista en el mundo. No mucha gente sabe que Gabón cuenta con una ciudad, Cocobeach, cuya soberanía es compartida con Guinea Ecuatorial para facilitar el comercio y en la que sus habitantes tienen las dos nacionalidades. Una decisión que se tomó en 2006 y que, desde entonces, ha propiciado que el español sea un idioma oficial junto al francés.

Sri Lanka, un país ajeno al turismo de masas

plantaciones-srilanka-codigonuevo

Estamos ante un destino exótico, con una naturaleza indomable, muy salvaje y ajeno a la masificación del turismo. Los habitantes de Sri Lanka son amantes del turismo responsable porque estamos ante una maravilla de la naturaleza que hay que preservar si queremos que el mundo siga escondiendo paisajes espectaculares y vírgenes. Quien ha estado sabe que la isla es un santuario para la fauna salvaje, con decenas de especies endémicas y una de las mayores biodiversidades del planeta.

Sri Lanka, además de su selva y sus playazas, es el paraíso del té. Todo empezó cuando la marca Lipton compró en la meseta central de la isla algunas plantaciones de café abandonadas a precio de ganga para empezar con el cultivo de té. Ahora hay decenas de tours específicos para visitar las famosas plantaciones.