Llévate A Ti Mismo De Viaje Sorpresa: 3 Días En Algún Rincón De Europa Por 200 Euros

Descubre el placer de viajar solo en 

No lo pienses ni un segundo más. Abandona lo conocido, arranca la mochila de lo más profundo del armario y llénala con esa clase de experiencias que solo puedes vivir en compañía de ti mismo. Olvídate de la rutina. Olvídate de los planes negociados. Olvídate de los condicionamientos y descubre esa parte de ti que solo sale a la luz cuando disfrutas estando solo.

Esta es una nueva forma de viajar, una manera hasta ahora desconocida, una nueva forma de dejar a un lado muros y barreras y lanzarse al vacío de las cosas por descubrir. Waynabox ha inaugurado sus viajes en solitario y la pregunta es,  ¿por qué no un lugar cualquiera, un destino sorpresa y... tú contigo mismo en algún lugar del mundo?

Estas son ocho ciudades europeas que pueden ser tu próximo rumbo, pero sobre todo, ocho ciudades que merecen que te subas a un avión sin más acompañamiento que tus incalculables ganas de salirte del guión. Porque es hora de que dejes todo en casa, incluido el miedo, y te lleves de viaje. 

Viena

Entre sus palacios imperiales y sus añejas calles tuvo lugar una de las historias de amor más hermosas del cine: Antes del amanecer. La calma, la música y el Kleines Café de la Franziskanerplatz son hechizos que ningún corazón puede resistir. Mantén la pasión cargada y llévala contigo en todo momento.

París

Olvida los monumentos. París brilla por su historia pero late por su magia. Sube al barrio de Montmartre, callejea sin destino y encuentra un rincón donde soltar amarras y dejarte llevar por las notas de los músicos callejeros, el aire limpio y el espíritu bohemio. Convierte la capital del amor en la capital del amor propio.

Paris Waynabox

Lisboa

Ciudad de la luz. Ármate de energía y explora la colina de la Alfama, la zona más antigua de Lisboa, donde sus calles estrechas y empedradas te transportan a una época mucho más sencilla. Sin problemas, sin ahogos, sin prisas. Solo una sensación de frescura y libertad que debes experimentar a solas.

Copenhague

La puerta al modus vivendi de los países nórdicos. Alquila una bicicleta y pedalea para descubrir los secretos que la hacen la ciudad más feliz del mundo o piérderte en Christiania, uno de los barrios más hippies y peculiares de Europa. Un escenario idílico para cuestionar todo lo que crees saber sobre ti mismo.

Ámsterdam

Mucho más que canales, cannabis y luces de neón. Una onda de liberación inunda cada arteria. Deambula sin mapas, sin planes, sin rumbo. Improvisa. Cuando haya poseído tu alma y renovado tu visión de lo que puede y debe ser la vida, descubrirás todo el afecto y amabilidad que rebosa a tu alrededor. Absórbelo.

André Meyer-Vitali

Berlín

La capital alemana es un paraíso de la noche. Ponte tus mejores galas, guarda el pudor en el armario y adéntrate en la confusión de luces, ritmos y pieles que invaden las discotecas Ritter Butzke o Crack Bellmer. Una experiencia inolvidable de la que difícilmente salgas solo.

Berlin waynabox codigo nuevo

Roma

Roma es inexplicable. Su seducción es silenciosa y elegante. Más que hacer en ella, debes dejarte hacer en ella. Toma un cappuccino en el Caffé Domiziano y observa a los romanos ir y venir alrededor de la Piazza Navona. Observa el encanto. Observa el palpitar de la ciudad eterna. No querrás volver a casa.

Edimburgo

Bajo el suelo del Old Town, la zona mediaval, se esconde un callejón del siglo XVII lleno de sombrías leyendas: Mary King's Close. Una puerta, oscura y escalofriante, hacia el ayer. Sumérgete sola en el inframundo para que nada te distraiga del placer de sentir sus secretos con toda tu alma.

Edimburgo waynabox codigo nuevo

Entiendo lo que sientes. Muchas opciones como para tomar una sola decisión. Pero la idea es esa, que dejes de temer a que los días pasen y que empieces a hacer algo para que las cosas pasen. Si aún con esto sientes dudas sobre si viajar solo, solo te diré que es una de las mejores experiencias con las que vas a encontrarte en la vida. Con Waynabox, viaja a un destino sorpresa. Doce posibles ciudades y una misión: evitar que sobreplanifiques, que sobrepienses. Solo dos días antes de la aventura conocerás la ciudad que vas a visitar, los horarios de vuelo y el alojamiento donde dormirás las dos noches que pasarás allí. Todo a partir de 200 euros.

Podría ser alguna de las ciudades sobre las que has leído arriba. O podría ser Dublín, o Varsovia, o Turín, o Toulouse, o Múnich, entre muchas otras. No importa. Lo que sí importa es alejarte de la comodidad y lo conocido.

Obligarte a hacer un acto de fe y de hambre de vida.

Y sorprenderte a ti mismo de la única manera posible.

No seas turista. Sé wayner.