El viaje de tus sueños está dentro de España

Parece que para tener unas vacaciones ideales hace falta ir al mapa y marcar un punto muy alejado de donde vives, quizás antes de hacer eso deberías descubrir qué tesoros hay en nuestro país, nosotros te lo contamos

Imagínate una plaza llena de olor a azahar, es un olor mágico muy particular que viene de unas flores blancas del naranjo. En esa misma plaza imagínate una terraza llena de vida, acompañada de bebidas fresquitas bajo una sombrilla donde una luz solar única lo llena todo de color. Esa misma plaza está rodeada de una arqueología increíble: paredes con ladrillo donde crece una enredadera o murallas que te llevan de viaje al pasado. No es un cuento, no es una fábula, pero, sin duda, podría serlo. Esta imagen solo es un detalle de todo lo que puedes encontrar en Andalucía, una región autónoma llena de montañas, costas, ríos y una mezcla de cultura que hará de tu viaje algo increíblemente especial. Sí, esta tierra cuenta con ciudades como Granada, Sevilla, Almería o Córdoba, entre tantas otras y tiene dos parques nacionales y más de 800 kilómetros de costa, ¿qué más se puede pedir? 

El regalo arqueológico 

La arquitectura de Andalucía puede parecer sacada de un cuento. Son tantos los ejemplos de monumentos u obras que no sabríamos cuál destacar de todas ellas. Lo maravilloso de esta variedad es que trata de un patrimonio que se mezcla constantemente con el paisaje. Con esto nos referimos a que puedes ir paseando por alguna calle peatonal y, ante tus ojos sin esperarlo, chocar de repente con la hermosísima Catedral de Sevilla, un templo católico de estilo gótico y que es, nada más y nada menos que una de las catedrales más grandes del mundo en este estilo. 

Catedral de Sevilla - Turismo Andalucía

Algo similar ocurre con la Alhambra, un complejo monumental situado en Granada. Esos palacios, fortalezas y jardines te saludan desde la ciudad palatina andalusí en la que se encuentran y que, si llegas a visitarla desde cerca, parece que te has trasladado al pasado y que, en cualquier momento, aparecerá un emir y parte de la corte del Reino Nazarí. Y es que Andalucía no es otra cosa que mezcla de culturas: la íbera, la romana o la argárica son algunas de las que han dejado importantísimas huellas en forma de 25 enclaves arqueológicos y ocho conjuntos de arqueología y monumento. La realidad, aun así, es que no hace falta realizar sus rutas culturales para contagiarte de esa ‘maravillosura’, sus pueblos pequeños (algunos casi desconocidos) también reparten esa aura de fábula o de mitología. 

La frescura del mar 

Andalucía no ofrece solo cultura y arqueología, sus más de 800 kilómetros de costa harán de tu viaje algo ideal para el verano. Sus playas, parques o costas son tan sumamente variadas y ricas que pueden responder directamente a tus intereses, solo hace falta que te lo preguntes para descubrirlo: “¿qué me apetece ver?, ¿qué me apetece hacer?”. Puedes encontrar calas escondidas entre acantilados con agua cristalina y sumamente tranquilas o puedes encontrar largas playas de arena fina. Todas ellas que van desde la Costa de Almería, hasta la Costa de la Luz en Huelva, estarán pintadas con la luz del sol, ese color especial que solo se observa en el territorio andaluz.

Playa Islas Gaviotas en Huelva - Turismo Andalucía

Esas aguas que, ahora mismo, estás construyendo en tu imaginario no solo están representadas en las costas andaluzas. Su enorme territorio montañoso cuenta con senderos mágicos donde podrás encontrar lagos, ríos o cascadas que albergan una biodiversidad muy amplia y que pueden recorrerse a través de grutas o diferentes paseos en embarcación. En este punto es imprescindible nombrar a Doñana, un espacio natural protegido enorme: está situado entre Huelva, Sevilla y Cádiz. Tiene, además, la playa más larga de España, mide 28 kilómetros y, en su interior, tiene lagunas, cotos, pinares, acantilados… Muchos de ellos se pueden recorrer a caballo.  

La alegría de vivir 

Si sumamos arqueología y costas o naturaleza, parece que tengamos los ingredientes imprescindibles para hacer de nuestro viaje algo perfecto para este verano. Lo mejor de todo esto es que no termina aquí. Andalucía tiene una identidad única: el flamenco que, además, es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la UNESCO. A esas melodías que están representadas por figuras como Paco de Lucía o Camarón de la Isla, también se le pueden sumar los innumerables tablaos y shows que se pueden encontrar en cualquiera de sus ciudades.

Museo del Flamenco - Lolo Vasco / Tramagestión / Turismo Andaluz

Entonces tienes cultura, costa, naturaleza y una melodía que lo llenará todo de vida. A esto le sumas una gastronomía propia que se diferencia entre lo que puedes comer en la playa, con lo que puedes comer en su interior. Una gastronomía muy mediterránea vinculada a los pescados, las carnes, el embutido, sus vegetales y, cómo no, el maravilloso uso del aceite de oliva. Parece que todos estos ingredientes por separado ya hacen de tu viaje una experiencia auténtica y, eso que aún no hemos acabado. Cuando hablas de Andalucía no puedes dejar de hablar de su gente, se la gran oferta de ocio, de sus fiestas y, en definitiva, de su forma de vida que no es otra que la alegría. Este verano, si aún no sabes qué hacer ni a dónde ir, tienes un paraíso donde puedes desconectar, conocer, aprender, disfrutar y sonreír. Es hora de regalarte esas vacaciones tan soñadas.