Dime De Qué Palo Vas Cuando Viajas Y Te Cuento Cómo De Loco Estás

Cada viajero es un mundo, de una forma o de otra todos llevamos a un turista dentro que se manifiesta desde el momento en que decidimos si coger una trolley o una mochila para preparar el equipaje. O entre contratar a una agencia que lo gestione todo o pillar el vuelo por internet e ir por libre. Cuando salimos de casa sale a relucir nuestra verdadera esencia: manías, miedos, costumbres, etc. Y todo eso es lo que nos define. Tipos de viajeros hay muchos ¿tú con cuál de ellos te identificas?

El fantasmilla de turno

Son de esos tipos que cuando te cruzas con ellos se sueltan un monólogo sobre los 'estupendos' viajes que han hecho en su vida (que no suelen ser pocos, precisamente). También han conseguido encontrar verdaderos chollos en los precios de los hoteles y en las ofertas de vuelos. Y, por supuesto, cuando tú fuiste a esa playa abarrotada de Tailandia, él la encontró desierta. No es que quiera ponerles en duda, pero eso de tener taaaaaaaanta suerte en la vida me huele un poco a chamusquina.

Su lugar favorito es: el mundo entero. No podía ser menos.


El pachorrón

Son 'comodones' por naturaleza. Cuando viajan lo que buscan es relax, relax y más relax. Van del hotel a la tumbona y de la tumbona al mojito. Y al día siguiente, vuelta a empezar. Les identificarás por esa pulserita de 'todo incluído' que no se quitan ni para dormir. Si contratan alguna excursión extra que les saque de ese estado de nirvana permanente en el que entran, tendrá que ser en coche, en autobús o en helicóptero, como mucho. Porque andar, lo que se dice andar, MÁS BIEN POCO.

Su lugar favorito es: cualquier complejo hotelero de la Rivera Maya.


El Social hunter en potencia

Luego está el típico que lo que más le gusta de viajar es el postureo. En su equipaje no pueden faltar el móvil, la tablet, la cámara de fotos y un montón tarjetas de memoria y power banks por si se queda sin batería en mitad del océano. No vaya a ser que justo en ese momento, salte una ballena a 1 km de distancia y no haya suficiente batería para hacer una foto y dejar constancia de su avistamiento. Entiéndele, hombre, sería una faena.

Su lugar favorito es: Times Square en New York, porque nunca nadie se ha hecho antes una foto allí.


El aventurero, A.K.A Indiana

¿Organi... QUÉ? A este tipo de viajero la planificación le produce urticaria. Prefieren improvisar y dejarse sorprender por cualquier imprevisto que venga, aunque eso suponga asumir algún peligro. Para ellos eso de hacer una reserva es de 'pringaos'. Les reconocerás porque van acompañados siempre de su eterna compañera de fatigas: la mochila. Y también porque se les despierta una sonrisa en la cara cuanto se ponen a contar las batallitas sobre cómo sobrevivieron a esa diarrea en mitad de la selva.

Su lugar favorito: Tiene 3. Se llaman: riesgo, emoción y aventura. ¿No los conoces?


El culturetas

Lo saben todo. Y cuando digo todo es TODO. Les encanta informarse sobre cualquier detalle del viaje, por muy insignificante que sea. Además, si viajas con uno de ellos, prepárate para madrugar, porque si no no dará tiempo a seguir con el plan. Sí, lo has adivinado: también son muy organizados. ¿Que no sabías que el primer europeo en ir a la Gran Muralla China fue en 1605, se llamaba Bento de Góis y era portugués? Eso te pasa por ir tan a lo loco. 

Su lugar favorito es: cualquier museo del mundo que se pueda comprar la entrada previamente en internet (para evitar las colas).