Los Destinos Paradisíacos Con Más Marcha de Europa Y Que No Son Ibiza

Ibiza es única, eso lo sabe todo el mundo. Pero ahí no se acaba el mundo. Hay otros destinos que no tienen nada que envidiarle, son menos conocidos y todavía están por descubrirse enteros. Estas son las playas de arena blanca y fina, agua cristalina con tonalidades azul turquesa, con chiringuitos repletos de gente guapa con poca ropa y -sobre todo- playas donde hay mucha fiesta. Haz la maleta, abre tu mente y viaja por las otras “Ibizas” de Europa sin prejuicios ni estereotipos.

Fiesta y desenfreno en Ayia Napa (Chipre)

Al llegar a Ayia Napa se te quitarán todos los males. Es el destino más fiestero de Chipre con playas paradisíacas en las que se reúne la gente cool, con una tremenda oferta de deportes acuáticos (buceo, piraguismo, motos acuáticas, windsurf, esquí acuático o wake) y con discotecas a pie de playa que nunca cierran. La playa más conocida, sobre todo por sus fiestas de la espuma, es Nissi Beach. Además allí ocurre un curioso fenómeno: de Nissi Beach sale una lengua de arena que llega hasta la isla de enfrente sólo cuando baja la marea. Cuando sube, la lengua desaparece y hay que cruzar a nado.


Sol y glamour en la isla de Hvar (Croacia)

Hvar-Croacia-codigonuevo

Bañada por el Adriático y a unas dos horas en ferry desde Split, llegarás a la isla de Hvar. ¿Qué tendrá esta pequeña isla de la Costa Dálmata para que importantes empresarios y artistas de medio mundo -como Bill Gates, Giorgio Armani, Tom Cruise, Sharon Stone o Kevin Spacey- la hayan elegido como destino vacacional? Es el paraíso en la Tierra. Justo enfrente quedan las llamadas islas Diabólicas: Borovac, San Clemente, Jerolim, Marinkivac y Planikovac, entre otras, y tiene todo lo que puedas desear. Sin embargo Hvar, rodeada de aguas cristalinas e inundada de enormes campos de lavanda, la convierten en la isla más especial de todo el archipiélago.


De copas por la lengua de Mamaia (Rumanía)

mamaia-rumania-codigonuevo

Si eres de los que no se te daba bien la geografía en el cole, no pasa nada, pero debes saber que Rumanía también tiene mar. La zona más conocida y frecuentada por los rumanos es Mamaia, una franja de arena de 8 kilómetros de largo y de apenas 300 metros de ancho bañada –por un lado- por el Mar Negro y –por otro- por el Lago Siuthgiol. De ahí que sus playas nos recuerden a La Manga del Mar Menor, en Murcia, e incluso a Varadero, en Cuba. Lo que caracteriza a esta zona costera, a pocos kilómetros de Constanza, son sus hotelazos y sus macro-discotecas a pie de playa con dj´s al más puro estilo ibicenco. Por eso y mucho más, merece la pena escaparse a Mamaia.


Un balneario con mucha marcha en el Lago Balatón (Hungría)

lago-balaton-codigonuevo

En el este lago húngaro se produce una mezcla entre quienes buscan relax en sus vacaciones y quienes buscan noches llenas de desenfreno. A sólo 100 kilómetros de Budapest, te darás de bruces con el mayor lago de agua dulce de Europa (de casi 80 kilómetros de largo y 14 de ancho). No está mal, ¿verdad?. De ahí que se considere un mar interior. Lo más curioso es que, además de ser el balneario de los húngaros, es uno de los destinos con más marcha de la zona. Cuando cae el sol se encienden las luces de neón y todo se transforma, convirtiendo el Lago Balatón en un hervidero de jóvenes con ansias de quemar la noche.