Si conocías Londres y no has pisado estos barrios, tal vez sea hora de volver

Si cuando piensas en London aún te vienen a la cabeza Camden Town y Portobello Market, la pregunta que te deberías hacer inmediatamente es: ¿cuántos años hace que no vas? Porque estos barrios ya son viejas glorias del pasado, amigo. Si lo que quieres es conocer la esencia actual del Londres más underground, sin tener que esquivar guiris por el camino, estos son los barrios que debes conocer y de los que te será inevitable enamorarte.

Brixton

Es el barrio jamaicano de Londres, aunque también lo fue Notting Hill, que en los años 60 y 70 pocos londinenses se atrevían a pisar, sobre todo raíz de los disturbios de tensión racial de 1981. En esos episodios hubo 279 policías heridos, 45 transeúntes y casi un centenar de vehículos quemados. Sin embargo, desde hace ya algunos años, esta zona multicultural ha atraído a muchos jóvenes cautivados por su vibrante vida nocturna y su fácil acceso al centro de la ciudad.

En la calle principal, Brixton Road, encontrarás las mejores tiendas de la zona sudoeste de Londres. Otro must es la Electric Avenue, la primera avenida de la ciudad que tuvo alumbrado eléctrico. Se hizo muy famosa gracias a una popular canción de Eddy Grant que habla de los disturbios del '81.

Pero el punto de mayor interés del barrio es Brixton Village, un antiguo mercado que se ha convertido en uno de los centros gastronómicos más variados y reputados de la ciudad. Allí encontrarás comidas de todos los países del mundo: África, India, China, etc. Eso sí, con el toque underground de los innumerables graffitis que inundan sus paredes.

Brixton es además el barrio de David Bowie.  Los artistas urbanos le han hecho un homenaje con un retrato callejero, donde todo el mundo puede escribir una dedicatoria o dejar su firma para el recuerdo.


Dalston

Podríamos decir que hoy en día Dalton es como era Shoreditch hace diez años. Es decir, una zona de grandes espacios, casas viejas, negocios antiguos y un lugar donde los bohemios e  intelectuales podían encontrar (o mejor dicho, costear) su nidito . Está en la zona este de la ciudad y es uno de los barrios más sorprendentes, cosmopolitas e inspiradores de la capital inglesa.

Allí encontrarás un montón de tiendas de segunda mano, restaurantes eco, cafeterías orgánicas y concept stores. No te puedes perder el Harvest E8, la cafetería-tienda de comida orgánica más emblemática del barrio. Otro de los clásicos es The Farm Shop, un local cafetero que tiene su propio invernadero y acuario.

Más sitios para comer: el mercado de Ridley (abre de lunes a sábado) está repleto de deliciosa fruta fresca de todo tipo y también de productos jamaicanos. Otra muy buena opción es el Streetfeast, una feria de comida callejera en un solar en obras que lo está petando. Acostumbra a estar muy transitado de gente que quiere comer o picar algo antes de continuar conociendo la ciudad o como pausa en el trabajo.


Peckham

Si vas más al sur, otra zona emergente a la orden del día es Peckham. Para llegar hay que bajarse en Peckham Rye. Debes saber que es una de las zonas de Londres con mayor diversidad étnica. Quizás por esto se ha convertido en el nuevo hogar de muchos artistas, fotógrafos, y diseñadores de todo el mundo. Además, también es donde están las conocidas escuelas de arte de Camberwell y Goldsmiths.

Si decides perderte por este barrio bohemio del sur, no dudes en ir a la  South London Galleryuno de los espacios de arte más dinámicos de Londres. Y es que en Peckham se respira arte en cada esquina. Desde la antigua estación de policía hasta un aparcamiento cualquiera se pueden acabar convirtiendo en una galería.

Otro lugar del barrio interesante de conocer es la biblioteca, obra de Will Alsop que en el año 2000 obtuvo el premio Stirling de arquitectura. Y cuando llegue la hora de comer, no lo dudes: ve al Rye Lane Market, donde te esperan un montón de puestos de comida callejera.

Si tienes suerte de pillar un día soleado, date un paseo por el Peckham Rye Park. Seguro que te encuentras un montón de estudiantes de arte dibujando y muchísimos menos turistas que en Hyde Park o Green Park.


Estos son solo algunos de los lugares que vibran de juventud, ideas y arte hoy, más allá de las postales. No olvidemos que si Londres ha sido la cuna de tantos movimientos y artistas que han marcado la cultura popular, no ha sido solo por el Big Ben ni por los autobuses rojos.