5 destinos de verano que te saldrán por menos de 150€ si reservas YA

El verano está al caer y, como cada año, juras que irás a una de esas playas de aguas cristalinas a olvidarte hasta de tu nombre, a ponerte más moreno que Enrique Iglesias y, cómo no, a llenar tu Instagram de fotos envidiables para el resto de los mortales. Pero una vez más te has dormido, y ahora ya está todo por las nubes. No te preocupes, tal vez no te llegan los fondos para ir a Hawai o Bali este año, pero sí puedes tirar de algunos clásicos que jamás pasarán de moda, están cerquita y son bastante más económicos. Ahí van.

Islas Baleares

Vale, tú pensabas más bien en salir de España, pero el encanto de cualquiera de las islas del archipiélago Balear es ideal para escaparte una semanita, tanto con tu pareja como con colegas. Menorca y Formentera para el relax y sus aguas cristalinas, Mallorca e Ibiza si buscas fiesta y tumbarte en la orilla cuando ataque la resaca. El mejor plan es alquilar un coche (o una moto) y recorrer cualquiera de ellas a la aventura, pasar una semana entre playas ideales y chiringuitos 'cocteleros'. ¿No estás harto de ver esos paisajes solo en los anuncios de cerveza? Todavía hay vuelos en julio y agosto por menos de 100 euros. 

Croacia

Croacia es ese destino del que tanto habrás oído hablar después de tragarte Juego de Tronos y al que ya han ido todos tus amigos menos tú. Es un país lleno de historia, playas, parques naturales y... farra. Porque, si bien es cierto que Croacia es la Ibiza del Adriático, ciudades como Dubrovnik están llenas de romanticismo. Terrazas en calles empedradas, música y castillos de piedra que muestran su cara más íntima al atardecer. El planazo: un viaje de 10 días recorriendo el país para descubrir otros lugares como Split, Zadar, Zagreb o Pula. Los vuelos en el mes de julio son más baratos desde Barcelona. Todavía puedes encontrar algunos por 150 euros. ¡Date prisa!

Malta

Esta isla se ha convertido en un referente de vacaciones mediterráneas de fiesta joven, pero su riqueza cultural también vale la pena. La Valeta, su capital, fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad en 1980 y está llena de edificios y obras de arte neoclásicos, modernos y renacentistas. Al encontrarse en el centro del Mediterráneo, se convirtió en un lugar estratégico con influencias árabes, italianas y británicas. Además de eso, su vida diurna y nocturna es como la Coca Cola con Mentos: explosiva. Sus aguas llenas de barcos hundidos son puro misterio turquesa, y su fiesta es non-stop. El alojamiento también será barato y la gente es muy amable y acogedora. Hay muchos vuelos por menos de 150 euros. 

Madeira

Cambia de océano y lánzate a descubrir la isla portuguesa de Madeira. Un lugar para los amantes del senderismo y las actividades acuáticas y de aventura. Aunque no hay muchas playas debido a su naturaleza volcánica, las que encuentres estarán repletas de vida, e incluso podrás bañarte en las piscinas naturales del norte. Este archipiélago en medio del Atlántico es un lugar tranquilo al que puedes largarte a chorrear adrenalina en plena naturaleza o a descansar y volver renovado al curro. Los vuelos más baratos: 160 euros.

Córcega

No te hará falta irte lejos para creer que estás en el Caribe: en Córcega verás playas paradisíacas de agua caliente, acantilados de roca calcárea blanca y volcánica, ríos, estanques, marismas y lagunas. Los contrastes de una montaña rodeada por el mar te dejarán sin aliento. Podéis hacer excursiones por sus montes o tumbaros en la arena a dejar que pase el tiempo mientras flipáis con la comida local. La cuarta isla más grande del Mediterráneo es francesa, os está esperando y ya tardáis. Por ahora, vuelos a 120 euros.