21 Cosas Que Puedes Hacer En Andorra (Y Que No Son Solo Esquiar)

AdvertisementSi crees que Andorra solo es pisar blanco, pistas de esquí y diversión concentrada en una sola época del año, te equivocas. Andorra son pueblecitos con encanto, risas con amigos al lado de una chimenea, dormir calentito mientras fuera nieva, aventura, fiesta inmejorable y gastronomía autóctona de la buena (de la que cuando vuelves a casa te miras al espejo y notas las lorcitas de más). Por si estás entre el eterno dilema del quesíqueno / quesíqueno, coge las botas de nieve y haz hueco porque aquí te contamos 21 cosas que se pueden hacer para visitar y vivir Andorra

1. Una vuelta por las tiendas de Andorra la Vella, y sin dejar la visa temblando. Haz sitio en la maleta para un perfume, maquillaje, ropa de deporte, o todo lo que necesites. Andorra es el paraíso de las compras.

2. Dosifica energías porque cuando cae la noche empieza la fiesta. Lo mejor de todo, no hace falta ponerse de gala. En las juergas Après Ski solo se necesita la actitud y las ganas de pasárselo bien.

3. Un break al frío tomándote un chocolate caliente. Acaba picando algún irresistible dulce casero, y luego a leer cerca del calor de una chimenea.

4. No hace falta que te vayas hasta la Laponia finlandesa, en Grandvalira o Vallnord también puedes subirte a un trineo tirado por perros para disfrutar de la experiencia más alucinante bajo cero.

Gustavo Subilibia

5. Visita el conjunto histórico de Les bons, una de las zonas culturalmente más interesantes de Andorra.

6. Pasa por Ordino, un pueblecito precioso y con mucho encanto, sobre todo para los foodies. Y bueno, no solo pases. Si puedes, quédate un día entero entre sus preciosas calles llenas de piedras y ahora... nieve.

7. Deja la mente en blanco y pierde la noción del tiempo hasta que se te arruguen todos los dedos en Caldea, el centro termolúdico más grande del sur de Europa.

8. Para el coche de camino a algún pueblo desconocido y pídete una Alpha o una Boris, las cervezas tradicionalmente andorranas. (Y que no falten las tapas)

9. Sé niño otra vez tirándote por el Tobotronc, el tobogán alpino más largo del Europa desde donde sentirás la adrenalina más pura que hayas sentido nunca... y mientras respiras verde.

tobotronc

10. El resto del día, pásalo entero en Naturlandia. Allí podrás dar un paseo con raquetas de nieve, aprender cómo se construye un iglú o poner a prueba tu equilibrio en el Airtrekk, un circuito aéreo en el que debes sobrepasar 54 elementos de superación ¡a más de 10 metros de altura!

11. Cena en alguna Borda, antiguos establos reconvertidos a restaurantes.

12. Conduce por la carretera que une los pueblos de Canillo y Ordino escuchando ‘Yellow sun’ de Crystal Fighters. Para en cualquier lugar, sal de coche y respira el aire puro.

13. Entra en calor probando 'La escudella', un plato típico andorrano hecho a base de verduras de temporada y carne de cerdo.

14. Reserva un rato para pasear por las calles de Pal, el pueblo más precioso de Andorra. Sus casas de piedra y sus paisajes seguro que te harán querer volver. No una ni dos veces, sino siempre y a cada rato.

15. Atrévete con el Freestyle Skatepark Indoor 360 Extrem el mejor sitio para practicar y mejorar todos tus trucos de esquí durante todo el año. Aquí sí que no hay excusas: haga frío, lluvia o viento.

16. Déjate llevar por la montaña en invierno y prueba a deslizarte a toda velocidad y pista abajo sobre un colchón de aire dirigible con el Airboard en Vallnord.

17. Sacia tu parte cultural visitando alguno de sus museos (Andorra tiene muchos). Por ejemplo: el del perfume.

18. Experimenta la sensación de estar suspendido a 500m sobre el vacío, con una vista panorámica espectacular a los valles de Canillo en el mirador del Roc del Quer.

19. Apúntate a la ruta del hierro: un recorrido cultural con una mirada al pasado minero del país que forma parte del antiguo camino que hacían los carreteros para llevar el hierro desde la Mina de Llorts hasta las fraguas de La Massana.

20. Prueba a subir en el Gicafer y llega donde nadie antes ha llegado. Este vehículo oruga puede moverse por todo tipo de terrenos y te permitirá adentrarte en zonas de montaña inaccesibles hasta el momento.

Gustavo Subilibia

21. Siente el riesgo al pasar la frontera de vuelta con 10 kg más de con los que viniste (repartidos entre tus michelines y equipaje en el maletero).