Uchuu, la simulación del Universo más realista jamás creada

Se llama Uchuu y es una simulación de nuestro universo "con un nivel de detalle y un volumen de información sin precedentes".

Cualquiera que haya realizado alguna vez una pequeña incursión a la astrofísica contemporánea sabrá de su profundísima complejidad. Porque no son solo estrellas, planetas y demás materia visible, que representa el 5% de la energía total del universo. También están la materia oscura, la energía oscura y todas las leyes que gobiernan la interacción entre todas esas cosas. Es simplemente conmovedor y, al mismo tiempo, aterrador, lo inmenso que resulta el cosmos. Pero un equipo internacional ha desarrollado Uchuu, una simulación de nuestro universo "con un nivel de detalle y un volumen de información sin precedentes".

Para hacerlo han necesitado de los mejores científicos de hasta nueve países diferentes y un ordenador más potente que cualquier otro dedicado a la astrofísica en el mundo entero. Así han conseguido representar el universo desde que naciera con el Big Bang hace 13.810 millones de años. Un hito que te permitirá ver el pasado del propio cosmos. En palabras de Francisco Prada, del Instituto de Astrofísica de Andalucía, uno de los centros involucrados en Uchuu, "pretende recrear cómo fue la formación del universo, toda la estructura, todo lo que vemos desde cuando el universo estaba apenas en su infancia y tenía 400.000 años".

En concreto, y según ha explicado en la BBC, han conseguido recrear "todas las ecuaciones de gravedad de Einstein y los componentes de energía y materia del universo". Estamos tan acostumbrados a que la ciencia progrese indefinidamente que no somos capaces de comprender el grado de dificultad de lo que han logrado estos investigadores. A fin de cuentas, esta simulación, que está disponible en la nube del CESGA, es algo más que un entretenimiento curioso. El resto de científicos del planeta podrán utilizarlo para entender nuestro universo con mayor precisión. Y esos son los avances que nos hacen humanos.

En concreto, cuenta Prada, Uchuu permitirá a los científicos estudiar diferentes instantes de la historia: "Por primera vez podemos estudiar en la misma simulación tanto objetos muy pequeños como objetos enormes, tanto galaxias menos masivas que nuestra Vía Láctea como cúmulos de galaxias muy grandes o vacíos, manteniendo la misma resolución". Y no solo el estado de las mismas, sino todo su proceso de formación. Literalmente, la simulación permite ver "cómo galaxias pequeñas se van fusionando durante la historia y van formando otras más grandes". Parece ciencia ficción pero es una realidad.

Además, Uchuu ayudará a los astrofísicos a comprender qué es verdaderamente la energía oscura, la fuerza repulsiva que actúa como la gravedad, pero de la cual sabemos muy poquito. No obstante, Uchuu posee una valía que va más allá del mero conocimiento científico. Es en cierto modo un alegato a la libertad de saber y aprender. Como dice Prado, "Lo que ha generado Uchuu es muy superior a la cantidad de datos que tienen almacenados Youtube, Amazon y Google juntos. Hemos logrado poner a disposición de la sociedad una investigación de frontera gratis. Eso es lo que a mí me resulta reconfortante".